Facebook Twitter Google +1     Admin

El Almuerzo

20060523100011-habas.jpg

Acho, pijo, qué grande es lo del almuerzo en esta ciudad. Es que no tiene nombre bajarse a un bar a eso de las diez la mañana, hasta las doce o doce y media, y escuchar. Atender. Observar. Hay varios tipos de almuerzos, pero no debemos confundirlos con los desayunos, aunque una pequeña ramificación de los almorzadotes profesionales mezclan desayuno y almuerzo y piden café con la tortilla o las gabardinas, con dos cojones. La gabardina es un clásico aquí. Un tinto y un par de gabardinas con una pizca de ajo y unas olivas partías de Cieza es un menú de almorzador profesional. De habérselas tomado por pueblos y pedanías, lo llamado el extrarradio nivel dos en círculos de amistad. Ahí es donde se forja el almuerzo sentao en mesa con papel mantel pueblo, pan gordo y vino con casera. Michirones, costillejas, conejo frito o pimientos asados. Ahí si. Eso son almuerzos de verdad, que se comen con las manos sucias del laboro, después de levantarse a las 4 de la mañana y haberse tomado un carajillo y dos combinas a las cinco de la mañana antes de cargar fruta, hierros o piedras. Ese es el almuerzo que está en la cúspide y que está reservado para ellos. Ahí, el resto es complicado que lleguemos, aunque nos podemos acercar. No podemos olvidar el garrafón de habas crudas con el pan y el vino. Ahh, por si no lo saben ustedes, la combina es un vasito de tubito pequeño con anís y cognac, calentito y con un color marrón mierda que suele hacer un par de burbujas pequeñas en la superficie y que se bebe de trago y sin pestañear, justo después del carajillo. Es un paso importante para ir amasando el estómago, y que dos horas después los pimientos asados, las habas, los michirones y las empanadillas fritas con ajo sean como lechugica en el estómago.

 En lo que es el centro hay buenos almuerzos que se acercan a al auténtico. En determinados mesones, bares, se encuentra un buen almuerzo murciano a la altura de los del extrarradio, pero que normalmente son sin manos sucias, en barra y sin combinas y carajillo previo en la madrugada. Es un buen lugar, sin duda, Los Zagales, cuyo almuerzo es el mejor momento que tiene el bar a lo largo del día. Buenas, buenísimas Gabardinas y las mejores empanadillas fritas con ajo de la ciudad. Los bocatas de pisto y tortilla con boquerones son delicatessen también, y cualquier tapa recién frita, como la sangre, la magra con tomate o los calamares en tomate, que en bocadillo también entran que da gusto. Vino y casera no están mal vistos, y se estila mucho la caña bolito, tres buenas y rápidas. Se puede acabar con un vino dulce y unas pasas, y de vuelta al curro. Hay otro lugares como El Cherro, que es semi extrarradio nivel uno, cerca centro, pero con tintes de pedanía, lo que le da un lugar privilegiado en esto de los almuerzos. Habas, embutido de calidad huertana, con un morcón de caerse al suelo, y bonitas jarras de cerámica para el vino fresco. Pan gordo y tapas a elegir. Un atún en salazón para chuparse los dedos y buenos chorizos fritos, bien gordos y picantes lo justo. Barra cómoda, pero hay incluso la posibilidad de sentarse.

Viniendo más al centro tenemos los clásicos lugares de ensaladilla, barquillos, marineras y aceitunas o almendras, un almuerzo que es más un aperitivo, diríamos, pero funciona entre aquellos que bajan algo tarde y mezclan su cortado con un barquillo de ensaladilla, o bicicleta que se le llama. Algunos añaden un mar y tierra, anchoa siempre tierna y gorda con alcachofa y limón. Rebuscando en el centro de la ciudad encontramos un lugar predilecto por periodistas, El Sol, Calle Santa Teresa. Buena tertulia política local y futbolera, periódicos, barra de metal y exquisitos bocadillos tostados. Raúl, Butragueño... para chuparse los dedos. El Raúl lleva sobrasado fundida con queso, mayonesa, almendras picadas y tomatico restregao, con el pan tostao y caliente. El Buitre lleva ensaladilla de marisco, jamón laminado con tomatico restregao y mayonesa, pan tostao y calentito. Dos grandes del almuerzo, sin duda. Vamos a terminar este paseo por los almuerzos en los dos puntos más alejados de lo que puede ser un almuerzo. El que yo considero un almuerzo desperdiciado, aunque he de reconocer que he tirado de él algunas veces... es el dulce. El de cortado y napolitana con chocolate, Donuts o similar, también está en la calle. Es cierto que hay días que apetece eso más... o por rapidez. La calidad en este tipo de almuerzo está mucho más igualada y te vale desde mercadona, hasta la primera confitería que te encuentres, lo que le quita mucho intríngulis a la cosa...

En el otro extremo está el almuerzo de un día festivo. Aquí necesitaríamos otro post... pero bueno, hablaré de dos lugares en los que puedes llevarte a un par de amigos y que no lo olviden en la vida entera. Al entrar en Barranda, Caravaca. Chuletas cordero, patatas ajo cabañil, olivas partías, vino, casera, cerveza, y todo lo que pidas a la brasa te va a entrar que da gusto. Mejor a las 11 de la mañana. Que luego habrá que comerse un arroz montañero por allí a las tres tarde... Y como no, La Amistad. Cañada de la Leña. Ahí está uno de los lugares del Almuerzo por excelencia. Caracoles, gazpachos, patatas leña, gachamiga, excelente embutido frito y un paisaje campero que parece ideado para almorzar. Así que probad, y luego contadme. Me bajo a almorzar... Vale.

23/05/2006 10:00 achopijo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Andres

Yo soy mucho de zagales pero el cherro es mucho cherro pijo!

Fecha: 25/05/2006 20:48.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris