Facebook Twitter Google +1     Admin

Lo de Ucrania no Fue un Sueño

20060615092449-spain40.jpg

La mejor crónica que he encontrado por ahí... es Argentina. Va. 

Le dio un puñetazo al travesaño que soporta la estructura del banco, giró, y con su peor expresión de abuelo cascarrabias, gritó con todo lo que le dio la voz: "Toque, toque... ¡Joder!". Y eso que su equipo ya contaba sus goles de a dos contra la nada de esos fantasmas vestidos de amarillo...

Luis Aragonés Suárez cumplirá 68 el 28 de julio. Suele decir que nuestro Jorge Griffa le enseñó a ganar cuando fueron cumpas en el Aleti. La Roja no perdió jamás desde agosto del 2004, cuando cayó en manos del Sabio de Hortaleza, hace 23 partidos. Habrá que concluir ahora que, además, como valor agregado, le imprimió una furia extra a La Furia, para volver a instalarla en el selecto lote de candidatos. Con cuatro goles para redondear su mejor efectividad en arranques. También mediante una actuación que reivindicó el absoluto manejo del partido, el juego de pelota por bajo, el esmero por cuidar el traslado y una polenta ofensiva que se le reclamaba tanto y que viene a sumar justo en el Mundial.

El hombre pretende que España sepa ganar. Ya era Furia. Ahora, además, juega de la hostia. ¡Joder!

Pelo y barba. ¿Tan bueno lo de España? ¿O tan malo lo de Ucrania? La doble pregunta encierra una contradicción falsa. Excelente lo de Xavi para administrar recursos. Se devoró el manual de los volantes centrales con dominio y fue el estratega que viene a reemplazar a un enganche inexistente en este equipo. Salida clara y distribución perfecta. ¿No será mucho? No. La garra de Puyol edificó una pared para sostener a una defensa que se devoró a un delantero con algún predicamento que suelen llamar Shevchenko... Y Xavi arrancando con la bola al pie, mirada al frente, agudizado el sentido y todo el equipo acompañaba el compás. A bailar.

A los 4'' se proyectó por primera vez Sergio Ramos. Toda una premonición. El del Real viene a ser el Burdisso español, aunque este zaguero puesto a lateral por su DT hizo un surco yendo con criterio para aportar en la última puntada. Buena compañía general y un par de leones hambrientos allá, unos metros más allá de Luis García, la cabal expresión del media punta.

Como los Dioses. No tanto. Pero para andar derecho en la vida, además de buscar el propio destino, una ayudita divina nunca está de más. Sería aventurado hablar ya de la suerte de los campeones, como también que esta actuación sea definitiva.Pero España sí puede darse el lujo de haber sido el que más claro ganó tras haberse cerrado la primera fecha de la ronda inicial.

Bien conducida, La Roja tanteó a ese rival que venía con el pergamino reciente de haberse clasificado limpito, eliminando a los griegos, últimos campeones de Europa. "Toque..." ya les exigía su cano DT. "Vamos...", empujaba Xavi. El Xabi del Liverpool se sirvió de la complicidad ucraniana teñida de irritante abulia: puso cabeza y hombro para subir el primer peldaño hacia una gloria que el tiempo dirá cuán efímera es.

Ahí, por lo pronto, sumaba con ese tiro libre de Villa que rozó en la testa de Rusol. La Furia, rápido, empezaba a construir cimientos sólidos para una goleada que también vale para ilusionarse con romper, de una vez por todas, con el síndrome de cuartos...

Pelo y barba. Oleg Volodymyrovych Blokhin, además de tener un segundo nombre impronunciable por todo terrestre, tuvo un equipo que le hubiera dado vergüenza a todo entrenador. El señor de Kiev había dicho: "Nos ha llegado el momento". Tragó saliva durante el partido y luego tildó a sus chicos de pechos fríos... Es que siquiera los cambios del entretiempo sirvieron para cambiarles la cara. Encima a los 3'' llegó el penal, se quedaron con diez y chau picho.

Quedaban tres cosas por ver: la sensación que Sheva o sigue lesionado o en lugar ir a jugar al Chelsea, debería pasarse un tiempito en algún equipo de la liga de countries; que sus compañeros no expusieron más méritos que él en el primer partido de la única selección ex soviética en este Mundial de la Alemania post Muro. Y una joyita: el cuarto español, con una pisada de Puyol que nada tiene que envidiarle a las de Riquelme y que el Niño Torres cerró con un puntazo, después de una doble larga pared... Belleza pura

Nano. Y bueno: que los ucranianos se embromen por no seguir las recomendación de Serrat en Toca madera, cuando advierte "no vestirse de amarillo...". Justo el catalán, tan futbolero él. Debe estar descostillándose de felicidad por las cuatro pepas y por los Xavi y Puyol de su culé...

15/06/2006 09:24 achopijo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris