Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2006.

Las Barritas de Chocolate

20060704113939-aero.jpg

La que más me ha gustado es Aero. Una mullidita chocolatina como de mousse de chocolate con leche nestlé (no se si era suya antes, o la compró despúes), que no lleva ni caramelo, ni galleta. Era una delicia. No la llegué a ver en España. Estaba entre todas las que podías encontrar en los aeropuertos ingleses y americanos, o en cualquier tienda de revistas de Londres. Sencilla y muy muy rica. Siempre fue mi favorita. Las letras eran marrones con un power line blanco y amarillo, y estaban rellenas del mismo tipo de lo que lo está la chocolatina, como de pompas de aire, conseguido, pero lejos de lo mejor. Entre las de siempre me quedo con Snickers. El sabor combinado de galleta y caramelo con chocolate es único en Snickers, lo que unido a ese precioso logo y la mejor, sin duda, tipografía de chocolatina, lo hacen casi insuperable, aunque hay que decir que exceptuando Kit Kat y algún otro que se me escapará, las tipografías y los diseños de envoltorios de chocolatinas son excepcionales. Sin duda un desarrollo muy por encima de cualquier otro tipo de productos. Mars es un gran ejemplo. Es una chocolatina ejemplar. Está muy rica y es algo más suave que el Snickers, pero son muy similares. Se acerca, pero no supera. Quizás congelado esté más rico que el Snickers, por eso de ser más tierna. Entre ambas está el Lion. Lion fue una grata sorpresa. Es relativamente moderna, y se ha hecho con un selecto grupo de defensores en poco tiempo. Es raro que no haya dado más de si en el mundo t-shirt y tal, porque hay muchos defensores del Lion. Es una chocolatina muy pensada, com maíz y galleta más crujiente, lo que la hace mas dura, y una mezcla perfecta entre la chocolatina tipo Crunch y el Mars de toda la vida. Hablando del Crunch, fue una de las grandes a mediados de los ochenta. Gran sabor y un uso excepcional del maíz en chocolate. Buena marca con el uso del azul y el blanco para realzar el rojo. La onomatopeya perfecta para una chocolatina crujiente, que le ha dado además la base para todas sus campañas publicitarias, aunque han dejado mucho que desear, según mi modesta opinión, y ha servido como base también para otra larga serie de productos como cereales y demás, que creo, han logrado que la marca descienda de nivel en los últimos años.

 

En cuanto al Twix me parece las más floja de todas. Empalaga y es extremadamente blanda a pesar de llevar la galleta. El chocolate pierde protagonismo, quizás por el excesivo uso de leche en esta galleta. Twix lleva el peso del cambio de nombre, aunque hay que decir que la jugada no le salió mal. El Raider (su nombre original) era peor sólo por el nombre. El cambio le vino bien, pero la chocolatina siguió siendo la misma. Entre las originales y en una posición muy meritoria encontramos el Toblerone. Es quizás una de las chocolatinas con más personalidad del mercado. El diseño de sus pastillas es espectacular. Único diría yo. La tipografía es muy meritoria. No debería faltar una camiseta de Toblerone en ningún armario original que se precie. Negra, blanca o amarilla, con letras rojas y especiadas, el diseño del Toblerone merece un gran premio. Además, el sabor de esta galleta, dura y con un chocolate de calidad, está entre lo mejor de lo mejor. La disposición en triangulitos es otro gran triunfo. Una chocolatina para compartir fácilmente. Muy pensada y con gran solera, Toblerone merece un lugar especial en el apasionante mundo de la chocolatina.

 

Entre las mejores también hay que destacar los Maltesers. Yo era muy pequeño cuando el primo mayor de mi vecina los traía en Navidad y me caía una bolsa entera o incluso un tubo enorme con blancos y negros. Las bolitas de galleta bañadas en chocolate blanco o con leche son la perdición. El secreto está en la galleta, blandita y extremadamente crujiente de los Maltesers. Sin duda una de las grandes, que en España no ha cuajado, a pesar de que ya lleva varios años vendiéndose y es fácil de encontrar, el gran público no la conoce bien. Diseño especial. Sencillo y visual, muy de chocolatina, que quizás se excede en el rojo, pero que supera con nota el pase. Sin duda, otra de las grandes para mi gusto.

Es momento de pasar a las que no gozan de tan buena reputación, siempre a mi gusto, claro. Entre lo peor está Tokke. No me gusta el nombre para empezar. No se bien si es de producción española, pero tiene pinta. El diseño en plan tigre de sus comienzos era patético, no llamaba nada y el chocolate duro, pegado al maíz y la galleta demasiado crujiente hacen que se te destroce la chocolatina en el primer bocado. Raro es el Tokke que no se desmigaja en cada arremetida. Más tarde ha tratado de mejorar, y el sabor del Tokke negro es mejor, es verdad, pero sigue lejos del resto. Además, la publicidad de Melendi no ha dado mucho a la chocolatina. Para mi una de las peores de la barra. Entre lo que no me gusta está Kit Kat. Es una galleta insulsa. Apenas se distinguiría de una barrita de chocolate de la caja de Cuétara de to la vida, por lo que haberle dado el rango de chocolatina de barra me parece excesivo. El diseño es soso y seco, el rojo socorrido y el blanco apenas le dan personalidad, y el nombre es malo para una chocolatina, pero bueno publicitariamente, gracias a la campaña de lanzamiento, que consiguió hacer público lo del Kit Kat, me tomo un Kit Kat, estamos en un Kit Kat, mi novia y yo hemos hecho Kit Kat, y tal y cual... pero como chocolatina... mucho que desear. Tampoco puedo dejar de nombrar otra gran perdedora, aunque tengo que decir que al principio su apuesta me llamó la atención. El Bounty. No es muy conocido. Lo probé también en el extranjero. Es una chocolatina más bien grande, que está rellena de coco a tope. Chocolate con leche en el exterior y una apuesta muy seria por el coco. Puede valer, porque el coco es un gran olvidado en todo esto de los aperitivos dulces, pero me parece una apuesta muy arriesgada, porque lleva tanto coco que se empalaga el gaznate enseguida. Con el chocolate con leche, no parece suficiente. El diseño de Bounty está bien. Es un nombre muy propio. Letras blancas por el coco y rodeadas por marrón, sencillas. Una barra que no triunfa, pero que merece cierto respeto por su apuesta. Bueno, un repasillo. Hay mil que se me olvidan, pero por ahora... me he quedado a gusto. Vale.

04/07/2006 11:34 achopijo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Acostumbrados a la Derrota

20060705104953-toros-extremadura.jpg

Noche de verano. Estrellas en el cielo, luna llena. Campo abierto andaluz. Olivos centenarios en la inmensa llanura de hierba verde. La hacienda vallada con maderos y entre flores silvestres suena el canto de grillos y chicharras. Bajo dos de los olivos descansan media docena de toros bravos, a sus anchas, impasibles al paisaje, sobre el césped, vigilantes, defendiendo siempre su terreno. Toros bravos, negro azabache, de metro setenta largo erguidos, resoplan con el gesto fiero y bravo, rudo y bello.

 

De repente algo turba la calma. Los toros se levantan y se envalentonan. Resoplan. Pisan tierra. Buscan a su derecha, a su izquierda... parecen prepararse para defender su casta y su honor. El ruido viene de la valla. Agazapados, Sergio Ramos y Fernando Torres, con el uniforme de la selección española, con los ojos fijos en las bestias, aguardan con un balón bajo el brazo. Los toros ya saben que han vuelto a las andadas... Sergio y Fernando se miran fijamente. Una... Dos... y tres! Torres golpea el balón elevado fuerte dirección a los astados y ambos saltan la valla de madera y corriendo se dirigen impasibles a toda velocidad hacia los dueños del verde prado. La luz de la luna hace que brillen los ojos de los dos futbolistas, y se vea el humo que resoplan los astados que esperan pisando tierra a los futbolistas. El balón cae a la vez hacia el centro del campo, donde esperan los seis toros seis, que cuando se acercan los dos futbolistas derrapan y corren envistiendo hacia los jugadores...

 

En el momento en el que se van a encontrar todo se para. Suena una guitarra española, acompasada lentamente por unas castañuelas... a cámara lenta Torres esquiva la envestida del primer bravo, apoyando su mano en el lomo del animal, y a la vez controlando el balón que lanzó al saltar de la valla, el toro enviste a tres metros de altura y Torres se zafa de él, pasando de tacón bajo las piernas del animal hacia Ramos, que está hombro con hombro con dos astados, uno a cada lado, y recibe la bola tocándola levemente para controlarla con el pecho, pisarla y frenarse en seco, haciendo que los toros sigan su camino derrapando. Zafado de ambos, Ramos busca a Torres que corretea con dos bravos detrás hacia el hueco, acercándose hacia la portería que forman los dos olivos centenarios, donde Ramos, antes de que los dos bravos vuelvan a su lado envía el balón con precisión milimétrica. Torres controla en carrera matando la bola. El niño se frena en seco y se da la vuelta. En un segundo se le vienen encima dos toros bravos de dos metros cada uno. El niño pica la bola por encima de uno y gira sobre sí mismo, esquivando el primero, que con un cuerno en la envestida, le arranca la camiseta de cuajo. Sin camiseta, Torres encara al segundo toro. Cola de vaca y deja al toro negro azabache sentado sobre sus traseras y resoplando, envistiendo al aire. Torres recula y se mira la herida que le ha dejado la camiseta arrancada. Al segundo ya tiene encima otro astado, y otea la vertical para poner el balón a Sergio Ramos.

 

El Olivo centenario está más cerca, y El Niño envía un centro medido. El balón se eleva y Ramos lo busca en carrera, pero uno de los toros va en dirección contraria al central español justo al medio de donde caerá el esférico. El choque es inminente. Vuela Ramos por encima del toro, que enviste sin llegar a alcanzar al jugador español, que logra conectar un cabezazo espectacular por encima de la cornamenta del animal, dirigido a la base del Olivo centenario izquierdo, corazón del hogar de los bravos toros, portería en el enfrentamiento. Cuando el balón está llegando a su destino y la victoria parece clara para la dupla de futbolistas, uno de los toros bravos enviste saltando hacia arriba y conecta con su cornamenta el balón, hiriendo de muerte al esférico en una doble envestida. El balón cae deshinchado y roto al césped. Ramos desde el suelo, sigue atento la trayectoria descendente del cuero, con gesto triste. Torres y el toro que tiene encima, se dan una pequeña pausa para seguir ese momento a cámara lenta, mientras el balón cae... Al tocar el césped todo se silencia y vuelva la velocidad normal. Los toros, Torres y Ramos se han quedado con la mirada fija en la estampa. El balón yace en el suelo, roto. El toro que lo ha parado aterriza a la vez y se coloca mirando de frente a ambos jugadores. Pisa el suelo y resopla. Muge mirando al cielo. Retumba... Torres y Ramos se miran un segundo. Una... Dos... Tres! Salen corriendo como activados por ese sonido, y el resto de los astados tras ellos... Se cruzan, redoblan como buenos banderilleros, y terminan con los toros tras ellos saltando la valla. A salvo fuera de ensenada. Se miran. – Por los pelos... otra vez jugamos bien... pero..., le dice Torres guiñándole un ojo a Ramos...

Ramos se quita la camiseta de la selección, se la cuelga al cuello y ambos se marchan en dirección a la luna... alejándose de la valla. Al otro lado los toros vuelven a recostarse en sus posiciones... -¿y dices que en Sudáfrica no hay toros? Le dice Ramos mientras se van andando...

 

Mundial de Sudáfrica 2010. La selección se acostumbra al fracaso... cuidadito esta vez.

MAHOU 5 ESTRELLAS. Con la Furia Española. Acostumbrados al fracaso... No hay nada que perder...
05/07/2006 10:49 achopijo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

10, Zidane

20060706123716-zidane.jpg

Recibe la bola con la punta del pié y controlando ataca un poco el balón hasta matarla pegada a la bota. Estira rodilla y levanta la barbilla, subordina el rodar del balón a su voluntad en diez centímetros. Antes de que ruede el balón otra vez vuelve a tocar, gira, dobla, frena su carrera, apenas se mueve, y a la vez ya piensa en el siguiente movimiento, sin perder de vista el radar que sitúa a Tití, Wiltord, Riberý y demás gente que viste su misma camiseta. El diez se dobla 45 grados cuando conduce, como los dieces más grandes de la historia del fútbol. Cuando mira ya le ha pegado, cuando recibe, ya ha controlado, cuando dribla, ya ha salido del regate, y siempre equilibrado. Parejo con su eje de cintura, como bailando charlestón, con un bastón imaginario con el que mantiene a sus rivales detrás de su espalda, Zidane se crea un espacio impenetrable, gracias a su 1,85 largo, y ese don de crear antes de pensar, creando lo que hubiera pensado si le hubiera dado tiempo. Tiene rabia contenida, tiene orgullo y mal perder, como debe ser. Tiene mirada asesina en el campo, y busca siempre la acción más rápida y eficaz. Tiene gol. Zidane ha terminado de demostrar que es el quinto hombre en este mundial, por su estilo único en el manejo del balón y de los partidos y su capacidad como líder de grupo. No ha ganado el mundial, pero si lo gana, con el tiempo será recordado como uno de los tres más grandes futbolistas de la historia. Zidane, si gana su segundo mundial, habrá hecho lo que sólo O Rei ha conseguido, dos copas del mundo para su selección. Un 10 de los más puros. Un placer haber contemplado su fútbol. Gracias Zizou.

06/07/2006 12:37 achopijo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Un Adiós de Altura

20060710101748-zidane-agresion.jpg

Hay que tener los cojones cuadrados para tirar un penalti a lo panenka en una final de un mundial, y ante Gianluigi Buffon. Hay que tenerlos muy gordos y que la sangre pase por las venas como si fuera arena. Pero más gordos hay que tenerlos para responderle a los figlidiputana, bastardii y demás macarradas de Materazzi con un cabezazo sin balón por medio y en pleno píloro. Hay que ser un superclase. Zidane no estaba concentrado, ni pensando en el partido de su vida. Zidane estaba jugando al fútbol, como lo ha hecho siempre, en Marsella, en Caen, en Burdeos, en Turín y en Madrid. Zizou volvía de una jugada, y cuando el italiano le maldijo (a saber qué chorrada le pudo decir...) él le miró con esos ojos de orgullo argelino y antes de poder pensar nada, como todo lo que hace con la pelota, ya tenía clavado su cráneo en el pecho de Materazzi. Para mi Zidane ha dejado claro en este mundial, por todo lo que ha hecho, incluida su expulsión de ayer, que es un jugador de fútbol como no va a haber otro en mucho tiempo. No es sólo uno de los cinco grandes, es único entre ellos. Ayer el Diego (muy venido a menos tras su reaparición mediática) le echó las cruces por el cabezazo, pero quizá, él, como jugador es el único que se puede acercar a esa fuerza marronera que debe residir en el futbolista ganador. Zidane se ha ido del fútbol dejando bien claro lo que hay que hacer en una cancha, defenderse atacando, y además lo hace a la vez que tiene ese idilio con la forma y la clase de un futbolista que disfruta tocándola y mandando, y sobre todo, que disfruta ganando.

 

Doménech ha dicho tras la final que es un fracaso ser “apenas segundo”. Estoy con él. El entrenador francés ha dado otra serie de lecciones en lo que a rigor ideológico se refiere. No ha cedido a presiones mediáticas y ha mantenido el esquema y a los jugadores que él ha llevado al mundial. Doménech merece ese reconocimiento, aunque al final haya fracasado estrepitosamente, justo, por terminar haciendo lo que no quería, dominar, tener el balón y buscar el hueco cansándose ante nada menos que Italia. Si España hubiera perdido en la final... seríamos héroes. Segundos. Lo nunca visto. Aragonés un Semidios y todos tendríamos que estar contentos y no ponernos tristes. No tenemos mentalidad de ganadores. Somos ventajistas, y a todo tenemos que sacarle provecho... Si hubiéramos perdido la final sería lo mismo. Perder.

 

Ganan los que esperan. Ganan los que están armados atrás y matan cuando llegan a balón parado o en contragolpe. El mejor del mundial ha sido un defensa. Un defensa con 100 partidos internacionales. Fabio Cannavaro ha estado a un nivel excepcional, exceptuando el pedazo de caño que le hace Maloudá justo antes de que le derriben dentro del área, hizo una final también perfecta, aunque para mi, el mejor de la final, sin contar a Zidane, fue Claude. Partidazo del francés... Pero, esto va a acabar haciendo que tengamos que decir que esto del fútbol es un juego en el que juegan 11 contra 11 y al final siempre gana Italia en el último minuto. Ayer le decían a Luis Aragonés que si Gattuso fuera español lo llevaría, y Luis dijo que no. Que en ese puesto tenemos a mejores futbolistas... refiriéndose a Cesc, Xavi y tal. Al menos mantiene el criterio de jugones y perdedores. Podemos ser siempre perdedores y siempre llevar a jugones de la cantera del Barça... tendremos una identidad futbolística clara. Qué gusto les dará a todas las selecciones con ganadores, ganarnos. –Oiga! Venga a España a ganar a los jugones y que su moral suba por las nubes... El fútbol no va a cambiar para que gane España. ¿Queremos el balón? O queremos la Copa del Mundo... hay que pensarlo.

 En resumen. El mejor: Zidane. Italia, justo campeón, como todos los campeones. Decepción: Inglaterra (Sobre todo Lampard) y Suecia. España: Lo de siempre, aderezado con Raúl y la marcha atrás de Luis Aragonés y su falta de honor. Sorpresas: Materazzi y Ribery. Me gustaron Essien, Apiah, Robben, Kallstrom, Joe Cole, Emerton, Nakamura, Kaká, Torres, Thuram, Makelele, Pirlo, Lahm, Klose, Gattuso, Ricardo, Saviola, Abbondanzieri, Zinha, Valencia, Frei, Barnetta, Srna, Rosicky, Yayá Touré, Zokora y Milevski. Me han defraudado: Totti, Román, Ronaldinho, Shevchenko, Lehman, Ballack, Ibrahimovic, Larsson, Lampard, Rooney, Owen, Van Nistlerooy, Figo, Cristiano Ronaldo, Maniche y Drogba. Han estado lamentables: Raúl, Puyol y Casillas.
10/07/2006 10:17 achopijo #. sin tema Hay 2 comentarios.

El Partido de los Lunes

 

www.elpartidodeloslunes.blogia.com

 

He abierto un nuevo sitio en blogia para la referencia semanal, con crónica y notas incluidas, de la pachanga que iniciamos ayer en el Municipal de Santiago el Mayor. La redacción de la crónica de cada partido es arbitraria e independiente, y se rige por los principios básicos del periodismo. Se admitirán todo tipo de opiniones, cabreos e insultos. Así que no os cortéis.

11/07/2006 10:05 achopijo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Eva Hache y Benedicto XVI

20060711121824-nebot.jpg

Ayer, las hordas del Cuatrosañerismo lanzaron sus balas de ‘ingenio televisivo’, con la dirección de Eva Hache, la presentadora que no parpadea, contra la visita del Papa Su Santidad Benedicto XVI. El reportaje de la periodista, actriz y ¿humorista? Marta Nebot sobre la visita del pontífice fue un espectacular documento cuatrosístico, que llevó al pie de la letra todos y cada uno de los puntos esenciales del sistema propagandístico cuatromodernen, ridiculisociopopular al que ya estamos acostumbrados, pero parece ser que ya se han perdido todos los atisbos de humor, y los gafapastosos y la presentadora que no parpadea, han pasado directamente a la mofa por bandera, pasándose de largo el insulto puro y duro. Hacía tiempo que no disfrutaba de una noche con Eva y sus amigos, y me quedé a ver cómo han evolucionado en estos meses en el arte del menosprecio imaginativo más progremoderno del panorama televisivo, y aunque parezca mentira, creo que han cruzado ya dos o tres fronteras, lo que les ha hecho perder algo de ingenio (tomen nota los gafapastosos).

 

No quiero parecer un carca, Dios y el Che Guevara me libren de ello, a mi, que llevo un pendiente en la oreja izquierda, con mi polo lacoste azul marino de toda la vida, pero rozar la falta de respeto en un tema eminentemente informativo, original made by CQC, es un recurso que se está yendo de las manos a los guionistas gafapastosos del panorama. El tema es lo de menos. Pero creo que mostrar una de las mochilas que los peregrinos compraban en Valencia por cinco euros, enseñando todo lo que venía en el interior (una gorra para el sol, una camiseta, un rosario pequeñito...) con el único pretexto de la mofa pura y dura, es buscar las cosquillas de una manera muy soez. Es buscar cosquillas como lo haría un chaval picado en el recreo, o un fascista de esos de levantar el brazo y afeitarse la cabeza, cuya única respuesta al diálogo es la violencia, por poner un ejemplo más clarificador... Sin violencia, claro, la única respuesta de la progresaña, es mofa pura, dura y absolutamente teledirigida.

 

Marta Nebot iba sacando cosas de la mochila, mueca de risita de esas que se hacen las amigas cuando se ríen de la gorda con granos en el pasillo de clase, mientras se tocan con el codo así, y Eva Hache se sorprendía y abría la boca tanto como sus ojos que nunca se cierran. Una tras otra, hasta el Rosario pequeñito, mofa final, y explosión de risotadas que iban teledirigidas como un torpedo contra las decenas de creyentes que a esa hora pasaban por Cuatro zapeando. Duele ver ese ataque frontal en la televisión, igual que dolería ver a católicos radicales mofarse de las banderas arco iris, las carrozas del Día del Orgullo Gay, de la música, o de los tatuajes de los manifestantes de esa marcha - ¡Ala! No es lo mismo!!! Dirían... riéndose, claro... Pero yo creo que si es lo mismo. Lo malo es que los 15añeros que no leen, ni estudian, y ven Eva Hache al subir a casa de fumarse unos porros de maría de la buena ya tienen un palo al que agarrarse... Lo malo, o lo bueno, según se mire ¿No? Y es que claro, en lo de Valencia no había fiesta porreta y de rosas blancas por la Paz, allí se reunían asesinos de niños con el arma del aborto, odiadores de Bardem y Amenábar en su lucha pro Eutanasia, y gurús del antimatrimonio libre entre homosexuales, por lo que lo único que cabía era ir allí a mofarse bien, defendiendo la Paz, la libertad, el amor, el derecho a la vida y la diversión en este mundo tan puto y lleno de ladrones y amantes de las armas, que nos dominan y no dejan que la libertad social, moderna y abierta, laica y republicana se abra paso gracias a la pulcra libertad de pensamiento que se promueve desde la Cuatrourbe global. Así está el panorama. Enquistado hasta el extremo, y difícil de desenquistar... en medio, quedamos muy poquitos. Confundir esta denuncia con gaviotas es síntoma de estar con el agua al cuello. Advierto. Vale.

11/07/2006 12:18 achopijo #. sin tema Hay 3 comentarios.

Superman Returns

20060713100831-superman.jpg

El cine comercial me encanta. Dejé de ir a los estrenos en macrocines, porque me agobiaba mucho ver a esa gente, y ver la peli entre tanto ruido de palomitas, carcajadas, aplausos y gamberrerías de chavales al salir del cole, pero no me pierdo una peli de las de taquillón, americanas claro. Es un cine que considero especial entre todos, y una verdadera obra de arte. Pero últimamente, me está defraudando mucho. El Código Da Vinci ni siquiera mereció pronunciamiento, me defraudó en todos los sentidos como peli comercial super guay... pero valga reseñar que una noche de estas en KKO-Torrevieja, hacen la ‘Noche Código Da Vinci’, sin duda lo mejor y más comentable del universo Dan Brown vivido en la Vega del Segura... Pero lo de Superman Returns ya es demasié, pichica.

 

Las pelis comerciales, creo, ahora empiezo a dudar, siempre han tenido a bien crear un entorno histórico acorde, o han tratado de ofrecer cierta coartada realista al asunto puesto en liza, un hilo argumental, un trasfondo creíble, una atmósfera de realidad, de verosimilitud (Indiana Jones, Rocky, Rambo, Regreso Al Futuro, E.T. )... Ahí medía yo parte del triunfo de la peli, a mi manera. Otra vertiente es conseguir el ambiente necesario para hacer una peli fantasiosa, en la que se respire cómic (Bat Man, Charlie y la Fábrica de Chocolate, Mars Attacks, Piratas del Caribe), o se cree un estilo uniforme que la aleje de la realidad definitivamente... Pero cuando el híbrido en cuestión es una peli sin pensar, con tantas cosas como había para pensar, en la que además debes jugar con saltos temporales, versiones anteriores, continuaciones de historias, tremendos actores que hicieron tremendos papeles y cuentas con caras nuevas... corres mucho peligro. Meterse a Superman sin tener todo bien atado me parecía imposible, pero los cabrones lo han hecho, y no tengo más remedio que ponerme la camiseta de los gafapastosos y criticar esta pseudopelícula, cuyo único fin se me antoja el conseguir perras y más perras. Los actores, mal. Muy mal. Sólo rescato alguna mirada de Spacey, y claro, porque es Spacey. Los demás, nulos. Quizá Frank Langella se salva también, buen papel, buen actor.

 

Lo demás, un auténtico batacazo. Los cristales, la kriptonita que de repente no daña a Superman, la fantasía de Luthor, la maqueta y los apagones, el Pullitzer, el fotógrafo, ¿Años 60? Años 90? ¿qué años es?, la vuelta de Superman en meteoritonave, sus ¿vacaciones? Clark, el hijo de ¿Superman?, el cornudo feliz... creo que son cientos de detalles inconexos con las películas anteriores... total, un desastre. Una peli comercial desastrosa, que lejos de ser pseudotaquillazos como ‘La Máquina del Tiempo’ y similares mierdas, esta será un taquillón, usando el nombre de, nada menos, que Superman Returns... me siento estafado. Sobre todo porque fui al Rex a ver Cars, y por un error de ‘La Verdad’ (cómo están últimamente, por cierto...) me topé en el estreno de Superman, y la tuve que ver con chavales de vacaciones, palomiteros, golosinos y demás. Total, que este descalabro me hace pensar... ¿Me he hecho mayor y ahora veo las pelis comerciales como una mierda, cuando siempre lo han sido? O por el contrario... ¿Vive también el Cine Comercial una crisis de talento? Vale.

13/07/2006 10:08 achopijo #. sin tema Hay 1 comentario.

Daim (Hamburg)

20060713123055-daim-art.jpgDaim es uno de mis artistas favoritos. El graffiti de Daim, de Hamburgo, es una grandísima obra de arte. Mezcla ingenio y creatividad dentro del mundo del graffiti como muy pocos lo logran con el spray. Sus diseños y letras han creado un estilo muy definido, que mantiene el rigor del actual wild style, pero con un sello único en todas las piezas. Sus caretos y muñecotes, robots y máquinas son otro alarde de creatividad, porque la técnica está ya más que demostrado que la domina a placer. Muchos piensan que sus diseños son en gran parte originados por ordenador, pero cuando empezó a hacer volúmenes y sombras apenas había programas de diseño, creo yo. Recuerdo obras de Daim en varios hall of fame en Alemania de los años noventa mediados, ya con esos juegos de sombras pastel en volúmenes, usando esa característica única al doblar la letras y rayarlas con flechas... y sin power line. Me gustaría mucho hacerme con un boceto suyo... pero me da que valdrá ya un pastón. Me jode porque hace una década, en algún jam de esos europeos se podría haber conseguido uno fácilmente. Os recomiendo muy mucho su página web www.daimgallery.com No he dejado de pintar y garabatear. Me jode no haber seguido perfeccionando mi técnica con los botes, fuera del tag, donde era un genio... siempre tengo en mente pintar. Algún día volveré a hacerlo. Si alguien va a Hamburgo, que busque muros con esas letras ‘Daim’, y se haga unas fotos. Cada vez quedarán menos y Daim, igual que Mode Two o Suso 033, serán en el futuro grandes artistas, respetados y estudiados. Vale.
13/07/2006 12:28 achopijo #. sin tema Hay 12 comentarios.

Le Tour 06'

20060714113532-theunisse.jpg

El Tour ha empezado y le está pasando como le pasó a la vuelta y al giro en su día... que casi ni nos enteramos. A pesar de las bajas y de las ausencias, y de que Armstrong lo haya dejado y tal y cual, desde Induráin y aquellos años, Le Tour ha tenido una línea descendente que ya no es lo que era. No se por qué, pero cada vez que me pongo a escribir algo que ha sido una pasión para mi, surge la idea esta de que todo está venido a menos... será cosa del presente, y de lo bonito con lo que se ve todo desde la nostalgia, pero aquellos Le Tour de los años ochenta y noventa no tienen igual. Los Raúl Alcalá, Sean Nelly, Steven Rooks, Ger-Jant Theunisse (en la foto), Eduardo Chozas, Stephen Roche, Gregg Lemond... buah! Aquello era otra historia, y ya está, pijo. No hay color. Los ciclistas han sufrido una persecución total con lo del dopaje y la hostia en verso, pero no tienen las pintas que tenían aquellos. Raimond Dietzden, Djamodilin Abdoujaparov, Mathew Hermanns, Massimiliano Lelli y su jersey blanco, Laureant Fignon (Qué pinta de no ser ciclista, y lo era...)... joder, Jean Paul Van Poppel… ¿No se llama ninguno así de guapamente ahora? Ni uno. Quizás me gusta Dennis Menchov, mi favorito para este Le Tour descafeinado sin estrellas, ni atractivo a priori… porque es un Le Tour sin ganadores, sin ni siquiera ‘poulidores’ o ‘Chiapuccis’, es un tour de serie B total, lo que le da un encanto especial, y llego a donde voy… es un Le Tour para recuperar el buen ciclismo… el de un grupo de favoritos verdadero, donde cualquiera puede dar el hachazo en los alpes y tal, no como los último 15 Le Tour, donde iba uno de amarillo y seis con la lengua fuera detrás de él.

 

Espero grandes cosas de este, pero si empieza a haber grandes diferencias, volverá el ciclismo estandar de los últimos años, en el que será complicado no quedarse dormido toda la etapa, en vez de a ratos como antes, esperando cada día la acción en el grupo de favoritos, ese tetedelacourse tan clásico y especial. Es una pena que un deporte como el ciclismo se haya quedado en algo tan oscuro por el tema del dopaje, las bolsas de sangre y los controles vampirescos esos. Le han hecho daño a esas tardes de verano, y a las siestas de todo un país. Porque está claro que no es lo que era, y se me antoja que la culpabilidad está en el tema este. Si sigue así la cosa... podrían replantearse ofrecer en julio, a modo de reposición algún Tour de los noventa, día a día... sería un acierto, creo yo... aunque la audiencia, que es muy especial, no sería la suficiente. ¿No hay un canal Ciclismo en ningún satélite de esos?

 

El año que vi Le Tour en directo lo recordaré siempre. Es un espectáculo sin igual. Aquel día en el Telegraph y el Galibier fue una de las experiencias más importantes de mi vida. Gasté tres botes de spray en poner Montoya y Murcia por todas partes. Desusito iba en el grupo de favoritos cuando pasó por delante de nosotros con Raúl Alcalá, Jaskula, Rominguer y el mismísimo Miguel Induráin. Le grité fuerte, y me saludó con el brazo. Momento épico donde los haya, justo en las primeras rampas del Galibier, donde terminaba la etapa. Un día de Le Tour que vivimos en familia feliz, comimos bocadillos junto a un riachuelo fresco y puro, en el que me lavé las manos. Un día de gorras, y sobresaltos en la carretera, y muchísima gente amable de miles de lugares... fuimos a Le Tour porque yo insistí, estando en Suiza de veraneo, en acercarnos a una etapa, y Au y Martínez lo disfrutaron de lo lindo, sin esperar que lo fueran a disfrutar tanto, por eso fue aún mejor.

 En fin... ánimo Menchov, a por los americanos! Y a ver si vemos un bonito Tour de fajadores y hachazos desde las primeras rampas, entre un buen grupo de favoritos con opciones... Vale.
14/07/2006 11:35 achopijo #. sin tema Hay 4 comentarios.

La Hora de Volver

20060714122348-t30.jpg

Ya está bien de años de mierda que os dan la razón para que no vengáis a La Condomina. Ya vale de excusas y de reírse del Real Murcia sin querer hacerlo. Ya vale de mirar de reojo y escuchar a tientas cómo hemos quedado, para reíros con la mueca falsa esa que os jode bien el alma cuando perdemos. Basta de alegraros entre dientes cuando ganamos, cuando nos salvamos, y que finjáis que no os importa ya el Murcia, y que siga un año más ahí, a medias de Segunda División. Basta de mentiras y de alejar ese sentimiento que tenéis dentro frenado y oculto ya muchos años. Basta de mirar a vuestros hijos sin poder decirles que sois del Murcia sin que suene a broma, ya está bien de no llevarles a ver a su equipo... Hay que dejar de lado ese mediomurcianismo que lleváis acojonado en el lomo y darle rienda suelta.

 

Nueva Condomina debe ser el sinónimo de murcianismo de siempre. Tenemos fichajes, tenemos un futuro grande, una ciudad que crece desmedida, una ciudad que ha mejorado su imagen, un equipo que necesita crecer con ella y sólo nos faltáis vosotros. Murcia puede despertar en cualquier momento, pero lo tiene que hacer con todos. Ser del Murcia sienta bien, pijo. Sienta de puta madre, ganemos o perdamos. Ser del Murcia sin complejos es un orgullo que tenéis muy cerca...nadie va a exigir nada a cambio, y volveremos a ser grandes en el escudo, en ser murcianistas, en unidad... pase lo que pase en el campo.

 Nos falta ese empujón que tenéis ahí agazapado. Nos faltáis y siempre hemos esperado que volváis a hacer grande a este equipo, esté donde esté, lo gobierne quien lo gobierne, juegue donde juegue y a pesar de burdos imitadores de sentimientos... siempre os hemos sentido cerca, y hemos compartido derrotas y victorias, ascensos y permanencias... Estamos aquí, esperando otra vez a que os decidáis por el Murcia, por vosotros, de una vez por todas... Volved! Volved y poneros una pegatina con nuestro escudo en el coche, colgad una bufanda en el bar, colgaros un llavero del Murcia, pedid un poster en Cajamurcia para colgarlo en el trabajo, en la habitación, compraros la camiseta nueva, para la playa, para la pachanga, una bufanda para los domingos... juntaros para hablar del equipo, del entrenador, de los años pasados, de los años de murcianismo... y del futuro... después de muchos años, volved al Real Murcia, y quedaros para siempre... ¿No lo véis? Está ahí, ahí mismo. Al lado de vuestra alma... detrás del corazón. Durmiendo, pero vivo.
14/07/2006 12:23 achopijo #. sin tema Hay 2 comentarios.

Las Fiestas de Cañada de la Leña

20060717111428-canadaok.jpg

Cañada de la Leña es una pedanía de Abanilla situada a apenas cinco kilómetros del límite con la provincia de Alicante, muy cerca de La Algueña. Tiene apenas 150 habitantes, aunque últimamente están llegando las hordas inglesas a poblar sus tranquilos alrededores. La Iglesia de Nuestra Señora de la Virgen del Carmen, la Cueva Oscura y las sierras de La Hoya y Morachuelas son los puntos más interesantes del lugar, sin contar con la verdadera causa de la parada en este impresionante rincón murciano, el único de nuestra Región en el que se habla valenciano: la gastronomía. Gazpachos, paellas de conejo, carne de caza, embutido y unos estupendos caracoles, todo regado por el inigualable ‘Vino de Lágrima’, característico de la zona. En el Bar Restaurante ‘La Amistad’ paran viajeros entre provincias, camioneros del mármol, trabajadores del campo, obreros de los nuevos chalets ingleses, los ingleses propios, conocedores del buen hacer del bar de los alrededores, y afortunados como yo, que gracias a nuestras visitas a Monovar, y por eso de evitar la horrorosa Autoría de Alicante, echamos por Fortuna para pasarnos por La Amistad y recuperar la ilusión del viajecillo en coche por carretera nacional, paisaje de la estepa murciana y merendero.

 

El viernes partimos para pasar un fin de semana de retiro, lectura y descanso en la fresca Casa Mayor de La Romaneta, con Pilar y suegros, buen comer y reposo veraniego durmiendo tapado con sábana y ventana abierta. Para no pillar a los garricks y a los locos ilicitanos por la horrorosa Autovía de Alicante, eché con mi Getz por Fortuna y Algueña, vía Cañada de la Leña. Al paso por el sinigual rincón, pueblo en torno a una plaza, con iglesia en el centro, y La Amistad justo en frente, ¡Bingo! Alegría. Cañada de la Leña estaba en fiestas. Banderitas de España. Escenario para verbena. Dos barracones de grupos juveniles, un puesto de churros, otro de juguetes y sillas y mesas en las tres calles del poblado, bajo la intensa sombra de grandiosos pinos mediterráneos. Se me hizo la boca agua, y decidimos por unanimidad venir el sábado a cenarnos unos caracoles y unos chorizos a la plancha, con una botella de esas de Cardhú que ponen llena de vino de lágrima... Fue una fácil decisión.

 

Después de leer al fresco, escuchando el viento en las copas de los árboles, pasear por el monte, comprarme unas pantunflas en el mercado de La Romana y comernos un arroz y marisco de aúpa, y después de la pertinente siesta fresca, duchita y enseguida rumbo de nuevo a Cañada. El pueblito era una fiesta. No faltaba de nada. Charangas, carrozas, balones como en el Entierro, mesas en la calle, banderitas, petardos, chavales corriendo, borrachos, coches aparcados por todas partes, familias cenando al fresco de la carretera nacional, justo en el arcén, puesto de churros, puesto de gofres, música bacalao, el Opá, el Neng y hasta el Papa andaban por allí bebiendo cerveza y calimocho.

 

Nos sentamos en una mesa de las de fuera de La Amistad, en el centro de la plaza. Allí todo el mundo esperaba el comienzo de la verbena y las actuaciones de la banda musical contratada, que hacía pruebas de sonido. Al ritmo que Pilar engullía caracoles iban pasando tractores con carrozas pegadas a ellos de lo más chabacano posible. La mezcla de festorreo popular llegaba a unas cotas extremas. Uno de Papa, diez de mujer, un cura, piratas, una carroza del Orgullo Gay, tipo en chándal sin camiseta subido a una mesa pegando botes con el bacalao, otro de policía, otros diez de mujer... Balones por los aires y el resto de gente en las mesas, tranquilamente cenando, mientras las barillas de los cohetes iban cayendo a un metro de las mesas. El pueblo debería tener el doble de habitantes al menos... y eso que la fiesta no había hecho más que empezar. Una vecina, apoyada en su puerta, en la acera, a apenas un metro de nuestra mesa, miraba el espectáculo atónita. En valenciano, nos dijo que “llevo dos noches durmiendo con la ventana cerrada, pero es igual, no paran de dar la tabarra”, y se metió en su casa indignada, pero riéndose y jovial, como una niña, pero de 90 años, bastón y piernas encorvadas, extremadamente arrugada y con uno de esos vestidos de verano para ancianas de color azul marino.

Cenamos bien. Papas con ajo, chorizos, longaniza, caracoles... y luego Pilar y yo dimos una vuelta a la plaza para ver todo el ambiente. Niño tirando petardos bajo las mesas, perros sueltos ladrando y corriendo, mesas en las puertas de las casas... y nos paramos a prestar atención a la llamada de la vocalista del grupo invitado –Un poco de silencio... por favor! Gracias. Pedimos al dueño de un mercedes negro matrícula tal y cual que lo saque de dónde está aparcado, porque una de las carrozas no puede ser guardada. Gracias!  

 

Ya sabéis, sin duda es un día para pasarlo allí, de la manera que a uno más le guste, como suele pasar en todas las fiestas de guardar, porque las Fiestas de Cañada de la Leña, en honor a la Virgen del Carmen, no tienen nada que envidiar al Entierro de la Sardina... el pueblo dobla su número de habitantes, o lo triplica. Hay borrachos y fiesta y juerga hasta la madrugada, los bares sacan sus barras a la calle, hay desfile de carrozas y regalos, tiran balones, hay grupos invitados, se puede salir a cenar al aire libre y es complicadísimo aparcar... incluso hay guiris participando en la fiesta... Sea o no el 15 de julio, Cañada de la Leña bien merece un almuerzo, o una comida... pero eso sí, mejor en invierno, con el fresquito de la Sierra de La Hoya... que un gazpacho entra que da gusto... El que quiera, que se apunte. Vale.

 
17/07/2006 11:14 achopijo #. sin tema Hay 15 comentarios.

La Isla del Sol

20060720101834-mm-manga-zapad.jpg

No hay en el mundo un brillo como el del Mar Menor cuando el sol comienza a caer. El mar es un plato plateado, mercurio en calma, que se balancea sobre unas olas que no son olas, sino caricias de lebeche desértico. El sol toca con su manto todas las crestillas del viento en el mar, y brilla mil y mil veces en cada despunte, suave y cálidamente. Los ojos parecen cerrarse involuntariamente con el calor que expira el mar cuando el sol empieza a acurrucarse entre las tres montañas de la Isla del Barón. Con la sal en la piel, el viento en la cara y la mano en el agua, surcando la cálida calma del mar, las velas del barco se alejan del crepúsculo mientras miramos desde popa cómo algún Dios está tocando con su dedo esta esquina del mundo. En Murcia, atardece allí, justo por detrás de las islas de nuestro mar salado, nuestro mar pequeño, el mar al que el sol toma por descanso cada día, con cientos de mástiles y velas que navegan ese limbo diario. La Isla del Sol crece por segundos, se aúpa al encuentro con la luz tenue que va cerrando el día con suavidad, hasta que se tocan, y parecen abrazarse. El mar se pone oscuro, y cae en un plácido sueño momentaneo, hasta que la luna vuelve a hacerlo brillar color de la plata, y el sol se esconde en la Isla del Barón, a descansar su luz, para que mañana, otros, vuelvan a ver el atardecer de Murcia, en el Mar Menor.

20/07/2006 10:18 achopijo #. sin tema Hay 4 comentarios.

Nuestros Ochenta

20060721115046-plazadeeuropa04.jpg

Un paseo por las tascas a solas, a media tarde, es el mejor momento para recordar aquellos años de Martini con Lima, cerebritos y reclutas entre las repletas calles de las tascas murcianas las noches de viernes y sábados. A mediados de los noventa hacíamos lo que habíamos heredado de los grandísimos Ochenta. La alargada sombra de la movida madrileña y el ochenterismo aún estaba fresco en las calles, y eso que disfrutamos los de nuestra generación. La movida en Murcia aún era algo cuando hace quince años pasábamos las medias noches entre Torreta, B12, Derribos y  La Yesería.

 

Desde la Plaza Sardoy, donde estaba Particular, que luego fue Leyenda, hacia Obispo Frutos, recordando tantas horas sentado a los escalones de algún portal mientras alguno liaba un porrillo y otros compraban las primeras litronas de Estrella, aquellas marrones con las letras blancas, te topas con B12, la calle Torreta y justo después lo que fue Derribos, alma mater de nuestra ruta nocturna, que nacía allí viendo el partido del sábado noche en la segunda cadena. Después, Telegrama, El Rocky, mítico tugurio tasquero que en aquella época era el sitio más indi de Murcia, o uno de ellos... desviándote hacia B12, llegábamos a La Yesería, y el mitiquísimo La Lagartija, sinónimo de peleas y atraquillos de la época, sin olvidar las escapadas a Maricoco o la zona de Don Chupito, Supy, Quitahipo o Clasic, pasando la calle de las balsas.

 

Después de las cervezas con el fútbol, tocaba la cenaca en Las Jarras. Reclutas a manta, tigres, hamburguesa si había pasta y jarra de cerveza, cuando no tocaba ir al Refugio a morir con el bazoka jugando al duro. De todo aquello queda poco, y lo que queda no es lo que fue. Sin discoteca, la noche era tasca por tasca y después otra tasca. Escuchar música, charlar, reírse un rato de alguno y terminar intentando algo con alguna en el último bar, para que no se diga (aunque algunos se dedicaran a ello desde que salían de casa...).

 

Pero entre todo esto, está El Cuervo. El Cuervo ha visto pasar todas las modas por la puerta de su bar. Allí se han vivido los ochenta, los noventa, y hasta hoy, de la misma manera, y con el mismo éxito. Siempre entre botellas de vino y cáscaras de cacahuete, aderezadas con buen ron añejo una vez que el garito cierra sus puertas para algunos elegidos, cientos de noches, de generación en generación. Pasar por allí y verle en la barra sentado, hablando con algún tasquero de nueva hornada es todo un símbolo de la vida. Ahí estuve yo, con El Cuervo delante, hablando del mundo, tomándome un vino, hablando de utopías y de tiempos pasados, y ahí están otros ahora, con el mismo Cuervo, en el mismo bar, con parecidas esperanzas... El Cuervo es el alma personificada de las tascas. Ha sido ya testigo de largas conversaciones de juventud con los hijos de los que una vez también fueron hijos y pasaron por allí a tomarse un tinto de Jumilla, y ahí sigue, cuando las tascas llevan varios años en tierra de nadie, muriendo entre reggeaton y Operación Triunfo.

 

Un paseo a media tarde descubre cómo el barrio se ha quedado a medio camino entre lo que hubiera podido ser un malasaña murciano en torno a la Plaza de Europa y Santa Eulalia, y el híbrido que es entre zona modernica de tiendas, de tascas y de solares con casas vacías y algunos intentos de cuadratura mesonera, bares sin gracia, bares modernos y de antigua barra metálica... Aunque para los que hemos pasado ahí tantos años y seguimos paseando por sus calles, siga teniendo un encanto especial.
21/07/2006 11:50 achopijo #. sin tema Hay 4 comentarios.

Añoranza Skater

20060724110110-stefan-f-sad.jpg

El Sad era mi truco preferido (en la foto). Me salieron algunos muy buenos saltando los 5 escalones de la vieja Plaza de Santa Isabel, aunque nunca me pillaban bien en la foto. Entonces no había cámaras digitales, ni móviles, y el Skate que tuvimos aquellos años ha quedado en el limbo, perdido sin que tenga ahora documentos de los trucos que conseguí dominar. Ahora Internet está lleno de vídeos caseros y fotos de anónimos skaters de medio mundo. Ayer me pasé un buen rato viéndolos en YouTube ( http://www.youtube.com/watch?v=t5kj8nu9msc&search=murcia%20skate ), y me ha entrado morriña skater. Una maravilla poder grabar con el móvil trucos y caídas, algo por lo que antes soñábamos, y supongo que habrá perjudicado a las revistas Skate Magazine o Tres 60, geniales y durante muchos meses imprescindibles para mí, por las fotos buenas y los reportajes de ciudades españolas, incluída Murcia, con aquella maravillosa doble pagína de ‘Skate in Murcia’ en la que Richard saltaba cinco tablas en plena Redonda, con la fuente a todo chorro detrás. Eran los tiempos de ‘La Tienda de Ingrid’ y de gastar todo el dinero que caía en mis manos en tablas, zapatillas, cinta americana, rodamientos, ejes y lijas, y probar durante horas decenas de trucos.

 

Al año de estar patinando dominaba todos los kick flips, los trucos de nollie se me daban bien, tenía un bonito Tale Grab North y algún que otro Japan saltando escalones. El imposible front foot fue el último truco que conseguí, los variants no eran mi fuerte, aunque una vez hice seis 180 seguidos con ollie. Salté seis tablas (tres de canto) y cuatro enteras, mi ollie era alto, pero no largo, nunca pasé de tres tablas horizontales, y me gustaban las tablas sin nose. Nunca me salió un Airwalk. Zapatillas Airwalk y Vans, y mi marca era H Street, aunque la mejor tabla, la primera que tuve, fue una Alva preciosa que compré en El Corte Inglés. Ejes, siempre Independent, y la lija me gustaba de la gorda y fuerte. Nunca usé varillas, y viví la revolución del slide con las tablas H Street Colby Carter, de las que tuve tres iguales. Una me la partió el autobús y apenas me hice dos esguinces patinando, algo que arrastré luego jugando al fútbol. La última tabla que tuve, una Death Box antígua y pesada, que me iba muy bien, con ruedas de New Deal. Pesaba un quintal. Algún truco inventé, como un No Comply impósible con nosegrab que dominé hasta la saciedad bajando escalones, muy sencillo y espectacular, y el grind de nollie to tale, que llamé...

 

Es cierto que hubo un boom del Skate en Murcia, pero pasó rápido. En pocos meses se enfrió y yo me quedé allí un tiempo más, cuando el resto de gente ya se iba de bares, yo seguía pasando mis horas libres en Santa Isabel, el Parque Chino y la Plaza Mayor encerando tablas y practicando. Iba dejándolo cuando comenzaron a construir el Skate Park de La Alberca. Nunca me inicié en rampa. Lo mío era el street, y aunque hicimos alguna que otra rampa pequeña, no he hecho half pipe nunca. No me arrepiento, creo que el Skate es más divertido en la calle. Lo he echado de menos a menudo, pero ahora, con mis cien kilos, me sería casi imposible volver a aquellos trucos... aunque en mi cabeza todo siga igual. De aquellos años recuerdo a Josema, el Rana, David, Juan El Loco, sin duda el mejor skater que ha dado Murcia, y de antes Richard, en los comienzos, con aquellos sábados intensos junto a Alvask8 y toda la gente de Maristas, porque todos tuvisteis vuestra tabla, desde las G&S de J. P y del Climent, a las Powell de Alvask8 y Carlos... Pedro, Peña... y ¿Andrés?... Recuerdo que venían muchos skaters de Orihuela, la fiebre de las Game Boys... Fueron buenos años, pero como no había móviles... no tengo más que recuerdos... igual es mejor así. Lo que si he visto es una tremenda evolución de las tablas y los materiales. Ahora no pesan. Se puede hacer un kick flip doble... creo que eso antes era imposible, a no ser que saltaras de una azotea... Pues eso, el Skate también ha sido parte de mi vida, y aquí está. Vale.
24/07/2006 11:01 achopijo #. sin tema Hay 6 comentarios.

Pintar las Zapas

20060727202605-imagen026.jpg

Me ha dado por pintar camisetas, polos y zapatillas. Los rotuladores permanentes se gastan más rápido que la gasolina, pero bueno, es una diversión. Espero ir cogiéndole el hilo… lo que me mola más es lo de las zapatillas. He dejado unas reebok bastante lolailos (en la foto)… No se si me las pondré o no, pero les he cogido un cariño a las zapatillas que antes no les tenía, a esas en especial, no a todas… Porque las Zapatillas son algo muy grande. Grandísimo. Estoy buscando permanentes que aguanten mejor que unos staedtler que van bien, pero que se gastan muy muy rápido. Como me de por esto de verdad me voy a pasar el verano gastando pasta en zapatillas blancas! Ya os iré enseñando algún modelo… Si alguien tiene unas que no le sirvan y se atreve, se las pinto. Vale.

27/07/2006 20:26 achopijo #. sin tema Hay 8 comentarios.

El Dueño de los Arenales

20060730223941-imagen020.jpg

El sábado pasamos el día en el barco. Santiago, Au, Pilar y yo. Fuimos a los arenales, a una boya blanca solitaria que hay alejada de la Escuela de Pieter y los barcos ribereños que copan las aguas limpias de cerca de la playa. Allí cubre un poco más, y aunque hay alguitas, hay un baño delicioso. Conocemos esa boya de este verano. Está justo en el límite de la reserva, la encañizada, como la llama Martínez. Tiene una gran lazada de cuerda, y la usamos para no tirar el ancla. Llegamos allí sobre la una del mediodía, y el mar estaba como el cristal. Nos dimos un bañazo de esos de los dioses y nos tomamos unas cervecitas tomando el sol y charlando. Tras el segundo baño preparamos la comida. Unas ensaladas de pasta que había hecho Au, con unos vasos de salmorejo con hielo. Estábamos con todo listo en la cubierta de nuestro querido Aoix, de apenas seis metros, velero alemán parecido al Arabel, cuando una barcaza de pescadores pero remozada en barco de comilonas se nos iba acercando sigilosamente. Cuando estuvo más cerca, ya comentamos… ¿será suya la boya? ¿Vendrán a echarnos?

 

“Oiga! Tiene que irse de ahí, esa boya es mía”. Con la mesa puesta miramos al capitán del otro barco. Casi con el primer bocado en la boca. En la boya no pone matrícula. Pero claro, nuestra no es. No tenemos más remedio que irnos. El payo del otro barco sin embargo, y aunque habíamos iniciado todo para largarnos de allí, sigue hablando. “Es que esto es una reserva marina y es mía”. Dice el pájaro con todos sus santos huevos… “Aquí no está permitido el baño”, dice. “Ustedes no lo entienden” le apoya una mujer rubia de labios pintadísimos… Martínez se cabrea un poco, yo estaba ya sacando el ancla…

 

“¡Pero si nosotros no podemos bañarnos aquí, usted tampoco! Le dice Martínez, y el capitán dueño del mar responde, ni corto ni perezoso, que es que la reserva marina está delimitada por las boyas y que es suya… En fin. Nosotros no dijimos más. Nos fuimos de allí, porque la boya no era nuestra, claro, llevaban razón en pedirnos que nos fuéramos, pero los argumentos del capitán eran irrisorios. El hombre, pescador, tendría licencia para pescar en esas aguas… pero de ahí que sean suyas y sólo él se pueda bañar allí… Pues eso, que nos alejamos unos 200 metros, y seguimos con nuestra exquisita comida, disfrutando del sol y el Mar Menor, que además nos dejó navegar plácidamente a la vuelta con un leve jaloque que daba gusto, con la Mayor y el Foque bien arriadas. Vamos… que el raro incidente, de esos que nos pasan a Martínez y a mí por herencia, no nos quitó el apetito. Fue un gusto darle la razón al marinero pescador aguateniente, y seguir con nuestro día de sol, salmorejo, mar y vela. Vale.

30/07/2006 22:40 achopijo #. sin tema Hay 2 comentarios.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris