Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2009.

Los Perfumes Magos

20090104110345-chanel-5-tv-008.jpg

Vuelve el turrón, los Reyes Magos, los juguetes… acho, y por Navidad vuelven los perfúmenes y sus anuncios a la tele, que hace unos años la cosa era anunciar juguetes a mansalva, pero lo de las colonias está llegando a un punto de ponerlo en el orden del día del próximo Consejo de Ministros. En las maratonianas pausas publicitarias a las que nos están acostumbrando las teles, que ese debería ser otro punto del orden del día, que ya está bien, puedes encontrarte fácil con un 70 por ciento de spots de perfumes, que encima menudos son. Todos tienen un algo así, en plan número de serie, de eau style, por darle algún nombre al asunto, que les hace de una misma especie: música pegadiza, semi dance, semi pop, melódicodiscotequera, rollo francés a destajo, y sin texto o diálogo que valga, algo de bailoteo y para cerrar el nombrecico del colonio así en versión original. Será que así se venden los perfumes, acho, hasta que la tele no pueda echarnos frisfrus y oler, hay que conformarse con esos ingredientes e imaginarse a qué huele.

 

Este año tenemos de to, desde el bambú ese del payo que juega con gotas de agua al béisbol, hasta la zagala que baila con viento en la cara y se le mueve to el vestido así, en plan vampiresa. Luego está la rubica esta que se corta enteretica la ropa y luego el pelazo, y se queda así mirándote en plan modelo, con su boquita de piñón, que más que colonia parece que anuncie tijeras. Tenemos también las de payo, entre las que me flipa la del tarzán. Un guapo de los de échale ahí que se pone a beber agüica con los tigres en un charco de mierda, y nos mira con sus ojos verdes. Muy salvaje, si. También está esa en la que el actor francés este to guapo, Olivier Martínez, sale así mirando, y punto, que igual es echarse una gota y uno se transforma en Olivier. También tenemos lo de Ágatha, muy de Ágatha, y muy francés a la vez, que se llama beso la colonica, y es roja y rosa, y el príncipe se convierte en rana, al revés de lo que sería requerible a un perfume... ¿No?

 

Luego también están las de siempre, que verlas es ya sentir lo mismo que cuando ves a Papá Noel, o muerdes un turrón almendrado. Nuestra amiga Anais Anais, las manzanicas de Donna Karan, y las de Noa de Cacharel, que son ya clásicos, con la muchacha que se encarama a la pila manzanas. El que echo de menos es el de caperucita roja aquel de los lobos que pusieron un par de años, cuando descubrimos a Estella Warren, que no ha habido caperucita roja igual… Ahora tiran de famosicas, y los del n 5 siguen apostando por la Kidman y su romance con el colega del tejado. Puestos a elegir este año me quedo con los andares de Charlize Theron, que menudo paseo se da por el pasillico de la mansionaca esa francesa… la paya. Eso es andar, que sale el anuncio y se hace el silencio, los ojos le hacen a uno ¡¡ CLACK!! Y se quedan fijos en ese caminar, que suelta lastre con elegancia, y hasta parece que puedes sentir la frescura del perfume, justo cuando Charlize balbucea en el francés más sensual que jamás se ha pronunciado eso de yadog… diohg… (J´adore… Dior). El caso es que luego lo de regalar perfumes me da a mi que está como pasado, que no visiono yo mucho regalo en forma de perfume… ¿No? ¿Alguien regalará colonia? Felices reyes a todos. Vale.

.

Foto: Caperucita roja, Estella Warren (N 5)

04/01/2009 11:03 achopijo #. sin tema Hay 33 comentarios.

Los Buses de Dios

20090109093059-2009-01-16-img-2009-01-09-01.17.23-1328571.jpg

Acho, uno sale de su casa en pleno enero congelante, con la sensación de lunes perpetuo de este mes de la cuesta y los castañazos, sin un ciruelo en el cartero, con un esguince feo colgando del tobillo derecho, y mil ideas en mente con eso del nuevo año que uno ya sabe que no cumplirá, que la experiencia empieza a ser un grado, después de muchos lustros de iniciar proyectos que se quedaron camino de Mordor… y entonces se le cruza un buseto en cuyo culo publicitario aparece la frase: ‘Dios sí existe. Disfruta de la vida en Cristo’. Par de huevos, nene, nenico. Que señales como esa de que la fin del mon está ahí mismico, en algún picoesquina, no había visto yo nunca. Es muy de peli americana, esto de la guerra publicitaria sobre la existencia de Dios. Para más INRI, acho, la cosa está que en los buses de Madrid sí existe, y en los de Barcelona es que no. Dicotomías aliadas, conceptos globales, mensajes antitéticos, Higuaín es católico y Messi es ateo.

 

Supongo que esto quedará en anécdota, pero igual habría que jugársela con una opción aquí en las Murcias, aunque me da a mi que en Cartagena, nuestra ciudad yan, no están para poner que Dios es pa los peces en sus busetos, pero aquí menos, acho, que alguna abuelita se nos cae de espanto si lee en un bus que lo más probable es que Dios no exista. Es que acho, con una edad, leer eso en un bus es perfectamente achacable a una alucinación místico religiosa que dispare los casos de esquizofrenia repentina crónica… Así que la cosa de la guerra en los mensajes, de momento, la veo más en la relación antagónica de grandes ciudades con cierto halo político de fondo, aunque sea muy de fondo, tipo París Vs. Marsella, Milán Vs. Nápoles, Utah Vs. New York y así… Aunque si hay derroteros, pronto veremos en un mismo semáforo, de Madrid o de Barcelona, dos buses paradicos con los lemas enfrentados, a la izquierda el de la duda existencial, y a la derecha el de la Fe ciega, que el conductor que se vea en tal viñeta, será mejor que tenga cerca una catana modelo harakiri, para darle uso antes de que el semáforo se ponga en verde.

 

Porque… ¿los que se suben al bus que niega a Dios son ateos culpables? ¿y los que se suben al de Cristo es vida son monaguillos católicopracticantes? Lo que está cristalino es que un ateo no se subiría al bus de la Fe, y un kikazo, no se subiría al bus ateo, digo yo… que igual es una estrategia para descargar pasaje. Que menudos tiempos corren en el 2009, na menos, nenes. Que en la cola de curarme el esguince un zagalón de ventitantos andaba lamiéndose las heridas con dos señores de más de setenta por los tres millones de parados, que igual en plena bonanza no habrían tenido esa conversación de unidad ciudadana, de apoyo mutuo, ante lo que decían era sólo el principio de lo que se nos viene encima. Acho, que algo positivo tendrá todo esto… aunque se empeñen en hacérnoslo más chungo poniéndonos mensajicos alucinantes en los buses, que ya cuando voy por la calle y veo venir uno cierro los ojicos, o miro a otro lado, no vaya ser que en su culo el busete me pregunte qué somos y hacia dónde pijo vamos… Nos ha jodío. Yo, si tuviera que poner algo en los culos de los buses en esta época, serían cosas tipo ‘tonto el que lo lea’, que eso alegraría el día a más de uno, que las gilipolleces sí que son sanas, acho. ¿Existe Dios? Vale. 

.

Foto: Bus de Dios en Madrid

09/01/2009 09:30 achopijo #. sin tema Hay 12 comentarios.

Mi Ego

20090110154512-imgp3386.jpg

Tengo ego, acho. Soy un ególatra. Me mola que la pesca lea mi blog y se lo pase pipa, y comente cosas guapas. Me mola que me escriban correos dándome las gracias, me mola. Mi ego florece cuando un mail me dice que hay peña que lleva viviendo 30 años en Cataluña sin venir por Murcia y lee el blog y se emociona, acho, me flipa, me hace sentir cojonudo, porque tengo ego. Como cuando me cuentan que hay un post mío sobre Cañada de la Leña colgado en el tablón del notario de Abanilla, o me para un lector en un bareto, y me da las gracias. El ego hace que me sienta vivo, acho, porque si esas cosas no me alegraran mi yo interior, mi Yayo Delgado ese que anda por ahí entre el píloro y el corazón, habría como un vacío de mi mismo. Me llenan mil cosas en esta vida, millones de cosas, pero también mi ego. No creo que sea malo tener ego, es lo que uno es, y darle rienda suelta creo que es lo correcto… luego que juzguen los demás, que para eso son libres. Pero por si no ha quedado claro hasta ahora, os lo digo ya mismico, soy un ególatra convencido, y sin remedio.

 

Este blog es parte de mi vida, y mi vida es parte de este blog. Lo que quiero deciros hoy, después de casi tres años de posts diarios, o casi diarios, es que siempre que he escrito aquí lo he hecho como hasta esta misma frase, con el torrente que me sale del yo, directamente, tocando los temas que han destapado el fluir de las palabras, a veces por motivos ínfimos, que han generado un post… Y muchas veces me he arrepentido al segundo de subirlo, pero jamás, nunca, he quitado un post. Sobre todo porque luego sois vosotros los que le dais la vida, y hacéis que esto signifique algo, comentando, poniendo vuestro eslabón en esta cadena de buen rollo que pretende ser achopijo, para todos, y para mi, y mi ego, que regáis con todos los comentarios, críticos o de alabanza, sucios o preciosos y las lecturas mudas. Yo disfruto como un enano cuando alguien reacciona ante lo que he escrito, por mi ego, sí, pero sobre todo, por encima de todas las cosas, porque me sorprende sobremanera que destapar mi mediocre torrente de palabras sobre temas tan volátiles puedan despertar buen rollo en personas afines, o enfados filosóficos en personas no afines. Así que creo que lo principal no es lo que escribo, sino escribirlo.

 

Soy muy consciente de mi mediocridad como escritor, de mis faltas ortográficas, sintácticas muchas veces… de mi reducido y abarcable bagaje cultural. Soy consciente de mi falta atroz de lectura, de conocimiento histórico, de una absoluta carencia de contextualización temática la inmensa mayoría de las veces. Soy muy consciente de que los posts son casi en su totalidad, alegorías a la cotidianidad más popular, simplistas, carentes de contenido y auténticos trozos de antiliteratura. Cuando intento hacer algo más serio, también soy consciente de que no llego, porque tener ego para mi no es lo mismo que no saber qué es uno. Si puedo decir a voz en grito que soy un ególatra, es por eso mismo, porque siendo consciente de mis limitaciones no tengo problema alguno en lanzar con todas mis fuerzas todo lo que me salga de dentro, y si eso hace que alguien lo disfrute, no voy a negarme el regocijo. Si este blog ha tenido algo de éxito, creo que es porque es natural, limpio y sincero a la hora de expresar cosas cotidianas, pensamientos rápidos, murcianía, y sobre todo, sentido del humor, que es lo que llevo dentro yo, y lo que llevan muchos de los lectores. Al fin y al cabo no creo que me lea mucho sabio, filósofo, literato...

 

Leo mucho últimamente esto de que el que escribe un blog lo hace por ego… estoy de acuerdo, pero definamos ego correctamente, o mejor que definir, situemos el ego de cada blogger. Mi ego anda jugando en regional, pero cuando marca un gol, lo celebra con lágrimas en los ojos. Si hay algo de lo que estoy orgulloso de este blog es porque hay lectores que se han conocido a través de él, que comentando mis posts han visto cosas unos de otros que les han llamado la atención. Hay un grupo, una cadena de gente, que está ahí cada mañana, que no falla, y cada vez que escribo, lo hago, casi exclusivamente, porque ellos están ahí, y no puedo negar que eso es lo más reconfortante para mi… No ya por mi ego, sino porque Yayo Delgado, en la vida real, también es así, y los que me conocéis, lo sabéis. Cuando dos amigos míos de diferentes lugares terminan siendo buenos amigos tengo una de las sensaciones más bonitas en esta vida, y con achopijo, más o menos, eso es lo que hago, y lo hago siempre siendo Yayo Delgado. Vale.

.

Foto: Yo

10/01/2009 15:45 achopijo #. sin tema Hay 20 comentarios.

¿Leo Messi?

20090112092323-lionel-messi-bacelona-1-zaragoza-0-1086.jpg

Leo Messi es, hoy por hoy, el futbolista más desequilibrante del mundo. Es así, y no puedo negar esa evidencia, aunque me fastidie estar de acuerdo con Manu Sánchez en algo. Ahora… hablemos de fútbol. Messi es imparable, y lo es a pesar de ser predecible. Porque Messi tiene velocidad y conducción, y sólo tiene que explotar esas dos cualidades para hacer lo que hace. La velocidad es la que sustenta el fútbol de Messi, si a eso se le puede llamar fútbol, que se puede… por muy purista que sea yo. El payo agarra bola, toca como si quemara incandescente el balón, y arranca con dos cuerpos frente al rival. En un tris le ha pasado y al que viene después le quiebra dos segundos antes de que vaya a entrarle abajo, y se va. Se va por donde nos iríamos todos los que hemos jugado al fútbol, nada nuevo. Se va hacia el centro del área, imparable, quebrando antes de que mire siquiera el defensa, y una vez libre de marca, casi sin levantar la cabeza, chuta a gol normal, ahí, al sitio clásico, palo corto o largo, según le dicte su innata condición, y suele marcar.

 

Que no parezca que le quito mérito, pero Messi no crea fútbol, anda por el carril que han hecho todos los demás, pero más rápido, más fuerte, con la pelota cosida al pie, pero nada más, y aunque eso sea mucho, Leo no es el sexto grande. Es el mejor del mundo, no tengo dudas, porque es el más regular. Más que Ronaldo (Christiano), más que Agüero (Kun), que son mejores que él haciendo fútbol, pero no tan efectivos, pero no tan desequilibrantes. El talento de Messi es medible, y por eso es hoy el Midas del fútbol, porque es bueno, y lo es haciendo lo que todo futbolista normalico, incluso el que juega en regional, tiene en mente hacer, lo que pasa es que Messi lo hace. Lo hace corriendo con la cabeza metida en el cuello, a toda pastilla, y muchas veces driblando con la fuerza de sus gemelos, porque Messi tiene eso que sólo tienen algunos de controlar a la perfección los rebotes del balón en la gambeta… parece que lleva la pelota cogida con una cuerda, siempre vuelve a él, sobre todo en carrera.

 

Messi no marcará un gol de volea, marcando los tiempos con la cadera, con los brazos en posición de aspa, ni picará un balón al centro de la defensa con el brazo en cabestrillo, esbelto y milimetrado, casi a cámara lenta; ni le veremos tocarla tranquilo en el mediocampo, buscando la pared que le deje la ventaja para poner un balón al punto de penalty… No le veremos hacer un regate hacia atrás, para buscar una mejor opción de pase. Ni hará algo que cambie el fútbol para siempre, porque su genialidad es hacer lo que ya está hecho, eso sí, muy bien. Messi no es un 10, no es un artista del balón, no tiene ese plus único de los magos, la clase que dibuja fútbol en cada gesto. No tiene el don de crear fútbol con fútbol. Es difícil, porque el mundo ya lo ha encumbrado, y con todo a favor, discutir su fútbol es mear contra el viento. Messi es un 11, un 9 arratonado, un futbolista total que marcará muchos goles, que es y será ídolo, imparable y el mejor en su tiempo, pero, Leo Messi, de momento (ojalá cambiara aunque lo dudo) para mi, está lejos de ser uno de los más grandes. ¿Qué te parece Leo Messi como fútbolista? Vale.

.

Foto: Leo Messi, sólo fútbol

12/01/2009 09:23 achopijo #. sin tema Hay 29 comentarios.

Hristo

20090113193750-hristo.jpg

Fuerte, ecuánime ante la desgracia. Así es Hristo, El Chino, el Chino Cudeiro, como le llaman algunos, el más afamado hombre anuncio en potencia que jamás ha dado nuestra Murcia capital, al que aún nadie ha contratado como el más eficaz soporte publicitario que jamás haya existido a orillas del Segura… Si es que nuestro amigo Hristo es hijo único, y no parte de una camada de octillizos que se reparten los baretos de Murcia los viernes y los sábados por la noche… Vende rosas, y soporta abrazos de todos, porque Hristo es parte de nuestra historia, es parte de nuestra Murcia, y cuando le vemos, sentimos la alegría de ver a un familiar. Hay quien mantiene que Hristo no es más que un prototipo de robot humanoide chino fabricado en Hong Kong. Nadie sabe cuantos ejemplares destinaron a Murcia, pero esta corriente de pensadores opina que al menos deben ser diez o doce. Para mantener esta teoría ponen el ejemplo de esa noche en la que lo ves en la cena en Murcia capital, y a la hora, tomando una copa en Lo Pagán, impasible, con el mismo gesto, ofreciendo sonrisas y rosas.

 

Hristo es sencillo. Viste de oscuro y las arrugas de su cara son las mismas los últimos diez años. El tiempo no pasa por él, ni por su empeño y constancia. Entra a los bares sin complejos, y se deja querer, eso sí, sin mostrar predilección alguna por quienes le achuchan con abrazos, piropos y hasta besos de las más guapas mozas murcianas. Fuerte, ecuánime ante la desgracia: Estoico. Así es Hristo, estoico, y de su forma de afrontar las noches de tantos años con sus rosas y su sonrisa, le viene mi mote, originado tras el perfeccionamiento de la actividad motil en mis años de estudiante del metalenguaje amiguil en Pamplona. El Chino Cudeiro se mantiene estoico cada noche, recto, impasible el ademán, vendiendo sus rosas, superando mofas y borracheras, alientos y afrentas, horas y horas, días y días… Estoico. Al verlo, después de mil veces, esa es la palabra que le define: Estoico. La derivación a Hristo no hay que explicarla. Yo le llamo Hristo y se vuelve, me mira, y sonríe… Como si lo supiera todo, con esa sonrisa ajustada, fría, estudiada para vender una rosa.

 

La cualidad de estar en todos sitios, el don de la omnipresencia, casi divino, lo maneja con maestría. Hristo, el chino de las rosas, robot o gemelo múltiple, es sólo Hristo, un hombre con un don que nadie ha aprovechado, sólo nosotros, los murcianos de a pie, que le abrazamos y nos alegramos al verle, y seguimos sorprendiéndonos de su ubicuidad, un día tras otro, y de su perenne estado de ánimo, ni muy cálido, ni muy frío, y de su leve sonrisa cuando le compras una rosa, o dos, o tres… o todas incluso. Sólo aquel tipo gordo y grandote, con gafas y pelo blanco, que repartía los avituallamientos de Festina y salía en la tele hasta la saciedad, en cualquier imagen de ciclismo, con sus pegatinas, maillots y gorras con la casa que le pagaba tenía esa cualidad, y él sí cobraba por su don. Hristo no se ha vendido, porque nadie le ha ofrecido una sudadera con el logo de una empresa, aunque quizás, si lo hicieran, él no aceptaría. Porque Hristo es un romántico, vende rosas, no sé si cree en el amor, pero ha sido parte de él ya muchas veces, tantas que no le hace falta creer. Ahí está, con su media sonrisa y su ramo de rosas, alegrando un minuto en la noche a cientos de miles de murcianos, estoico, fuerte, ecuánime ante la desgracia, un cupido chino, familia de Murcia entera. ¿Una estatua de Hristo en la Plaza Sardoy? Vale.

.

Foto: Hristo, conmigo, en una de tantas... (foto: bernal)

13/01/2009 08:42 achopijo #. sin tema Hay 26 comentarios.

El Andrés

20090114075220-andy-ii.jpg

El Andrés siempre está ahí. Es un romántico, pero no de los de hoy… Es un romántico de 1955, el payo, pero hoy. Un gentelmen a la murciana, un antiguo caballero, pero chapado a la moderna, un amigo de esos a los que esa palabra se les queda corta, y no por amistad, sino porque Andrés es así. Tiene el corazón como un balón de baloncesto, por eso no adelgaza nunca, así se mate a hacer bici y a correr con su pulsímetro. Un corazón que se le sale por los ojos cuando te mira fijamente, y cuando te habla, de cualquier cosa, sus palabras parecen latidos enormes, que te llegan bien dentro. Un corazón con piernas, al que tener como amigo es un auténtico privilegio. Es el pulmón de todos, el eslabón que nos mantiene juntos, el principio y el fin de la cadena, el hombre móvil, al que llamamos, y el que nos llama, el que nos aguanta más, casi cualquier cosa. Andrés es el amigo único… El Andrés, qué payo…

 

La vida le ha dado hostias. No muchas, que lleva vida de maharajá, mayormente, aprehendido bien de su progenitor. Pero ha llevado lo suyo, como todos, nos ha jodío. Ha llevado mascás con to su corazón a cuestas, que es lo chungo, y de eso le ha dejado la vida como secuela unos preciosos cabreicos pasajeros de genio, con un arreglo a la murciana, y su pizca de ironía, que pa sí los quisieran miles, y que se llaman andresadas. Encendidas como látigos, que se desvanecen en segundos, abrasados por el calor de ese corazón. El Andrés, qué payo… Algunos le tienen cogida la medida, cual banderillero desde el burladero, y le pinchan el botón, para que El Andrés saque su repertorio latiguero, tan picante como efímero… que hay mucho corazón ahí para perder tiempo con fuegos fatuos.

 

Pasa el payo los 30 palos con garbo, en momento dulce, ya de vueltas de muchas cosas, aunque no de todo. Con su traje gris a raya fina, su rosa fresca en la solapa y su tupé engominadico, bien tieso, que parte la silueta de su careto enorme en dos platos como ojos, verdes otoño, que brillan cuando tiene que arrimar el hombro sacando a pasear lo que le hace grande, esto es, su amistad gigante para con los suyos. Así es su imagen residual en mi Matrix particular, y así le veo siempre, cuando surge algo y pienso en él, nuestro Andrés, el shopper vital de la muchachada, el conseguidor, el solucionador, el mejor consejero… El Andrés, y sus cosas, que para todo tiene, y siempre da. No se si habrá un Andrés en todo grupo de amiguetes, pero debería.

 

No hay asunto que se le escape, al payo. Así ha sido fumador, y corredor de bolsa. Ha sido supporter, y baloncestista, fan de U2, y de Coldplay. Experto en whiskeys, y en ginebricas raras, y en pelucos. Ha sido del Depor, y del Madrid, y siempre del Real Murcia, aunque diga que él nunca ha sido de nada, porque ha sido de todo. Ha sido el mayor experto de su tiempo en telefonía móvil, y ha sido hacker, que sabía lo que era un pixel en 1982, y ha sido organizador de eventos, de muchos eventos, de todos los nuestros, al menos... Acho… ¿Qué no ha sido Andrés? Andrés es todo eso, y miles de cosas más, pero por encima de todo, Andrés es Nieto, Hijo, Hermano y Amigo, y en esas cosas, es, de largo, el mejor. Aquí, el Yayo, imitando corazón, te dedica hoy estas palabras, Andresico de mi vida, de nuestras vidas, como regalo especial en el día de tu aniversario. Feliz cumpleaños, y muchas gracias por ser El Andrés. Vale.

.

P.D. : No te cabrees...

.

Foto: El Andrés

14/01/2009 07:52 achopijo #. sin tema Hay 36 comentarios.

¿House?

20090115085901-2624-house.1x05-.jpg

Me moló desde el principio, como buen representante del target mayoritario que represento como espectador de televisión, sobre todo si hablamos de grandes series norteamericanas, que fui muchísimo de Expediente X, pero muchísimo. Decía que me moló House minuto uno. No como Anatomía de Grey, serie que terminó por cogerme otro tiempico, pero que al principio no me enganchaba. Con House fue ipso facto. Pero me cago en las tinieblas, el parón que nos han clavao ha llevado la serie al contenedor… Pijo, que no sé si es la crisis del pijo que nos ha cambiado a todos, o que la huelga de los guionistas californios, no los cartageneros, sino los holliwudienses, les volvió pastelicos a todos, pero el House nuevo, el de la quinta temporada, no es el que nos enganchó hace par de añicos, pero ni de lejos. Ahora el payo se limita a ser cabronico con los cuatro gaticos nuevos que le chupan en culo.

 

Resulta que los antiguos subalternos ahora están como de vuelta de House, y cuando le ven le pasan por encima como si tal cosa, que se ve que nos venden ahora que nuestro House sólo sabe ser él mismo cuando anda con 4 becarios lametraseros. Ahí está, el payo, que ya no se clava la vicodina cada dos cambios de plano, ni se insinúa a la Cady esa morbosa, ni pijos en vinagre… que ya puestos podrían afeitarle, abrocharle el último botón de la camisa y peinarle con la raya al lao, así, con gominica, y que cada vez que apareciera el negro le diera una collejaca así sonora, de las de gitanico fiquero. Acho, que sólo le falta aparecer en la puerta de la casa del poeta muerto con flores y una cuadrilla de mexicanos cantando rancheras.

 

Me los toca mucho lo de las temporadas de las series, su programación en las cadenas españolas, y sobre todo, como para empezar una campaña de recogida de firmas y presentarlas en Bruselas, lo de la reposición de series, de temporadas pasadas, así, porque les sale, sin avisar. Me siento ultrajado, engañado… así que trato, por todos los medios de sólo ver los capítulos de estreno, porque de lo contrario lo que hago es desengancharme de la serie. ¿A nadie le importa el hilo argumental homogéneo que conlleva la creación de una historia en capítulos, o sea, serie? Ale, a ver capítulos así a destajo, que parecemos peces de acuario, acho. Así que na, una vez medio acostumbrado a lidiar con eso, cogen, y me cambian a House… todo porque el poeta muerto anda depre que murió su novia, el personaje de serie que más ha cambiado de personalidad en el menor tiempo de capítulos. Pues bueno… voy a darle a House dos martes más, y si sigue pasteloso, me quedo sin series en el cajón. ¿Has notado el cambio de House? Vale.

.

Foto: ¿House?

15/01/2009 08:59 achopijo #. sin tema Hay 23 comentarios.

Nanín

20090116094248-1232012934-extras-ladillos-1-0.jpg

A día de hoy, Nanín, con mucho, es el personaje con el que me iría de cañas. El primero de la clasificación en esa maravillosa encuesta de los cerveceros de España… y eso que no es que tenga yo predilección excesiva por el madridismo madrileño, pero no puedo ocultar que flipo con este payuelo y me desvela tratar de imaginar cómo un zagalón de ventipocos puede haber hecho lo que ha hecho el pájaro este, y a la madrileña. Que no he tenido el placer de ver el currículum de Briatore, pero dudo que a los ventipocos pudiera decir que de relaciones públicas de Pachá Madrid, pasó a ganarle unas elecciones de uno de los clubes de fútbol más grandes del mundo al padre de la chati que le molaba, a aparcar un X6 en el Bernabeu un par de años, manejar las listas de socios del equipo, y mangonear una Asamblea de compromisarios siendo portada del periódico más leído de España tres o cuatro veces… Por no hablar del especial de Tele 5 que le hicieron en el que le ponían más menos como il cappo del amañamiento de elecciones, a sus ventipocos.

 

Menudo debe ser el Nanín este. Así, a primera vista, es el perfecto pijidreleño, de pelico y to, que los pijidreleños de dos años menos deben andar inventándose en sus historias que son íntimos del Nanín para vestir gresca en las puertas de los garitos, y las nenas flequilleras, que se liaron con él una noche loca… Pues no son nadie los madriles. El chaval que llevó a Calderón a la presidencia, que así lo dijo el payo cuando ganó, es ahora el que le corta las rodillas, con sus ventipocos. Que menudo es el Nanín… en cuanto Calde le ha puesto la diana en la cabeza el payo no se corta la pereza, y le saca a la hermana tirando de la manta cual pijidreleño purista, que esta pesca no tiene amigos desde que estrenaron Historias del Kronen, y no hay presidentes millonarios que valgan, que favores pasados, pasados son. Se ve que Calde no calibró cuando le echó la culpa al chaval, que se le había olvidado aquello de que le debía la presidencia, y en cuanto tuvo al perro mordiéndole el escroto, corrió el bulto y destapó la caja de los truenos… Tocarle los huevos al Nanín, vaya error de medida.

 

Por lo visto el Nanín tardó ¿sabes? Ni segundo muerto, y ya estaba el payo en La Cope vomitando mierda de su presi del alma. De lugarteniente amaña asambleas, a trincherun de flequillo con la manta cosida a su chupa Hackett… Una manta larga que ha tenido desnudo al presi dos noches, que al raso y con la que cae mucho es para un ser humano… y hoy leemos que se derrumba Calderón, que dimite, que se pira, que no aguanta el frío. Nanín, con sus ventipocos, acaba de añadir a su currículum que él solico, dos años después de poner a un presi en el Madrí por sus cojones, lo quita, con un par de huevos y sus mil euros al mes. No creo que tarde en seguir ampliando currículum pajaril, que dudo qué será antes, ver a Liz, la dominicana de Gran Hermano, en bolas en Interviú, o al Nanín en Donde estás corazón hablando de sus rollos mafiosos dándosela con queso a la mismísima Chelo García Cortés. ¿Quién es Nanín? Publica hoy El Mundo en una columna… a sus ventipocos. No se, pero me da que la vida nos dará más capítulos de la historia de Nanín. ¿Qué te parece todo el affaire Calderón? Vale.

.

Foto: El Nanín

16/01/2009 09:42 achopijo #. sin tema Hay 28 comentarios.

¿Feliz Año?

20090118091213-f452e9soraya3p.jpg

Levantados sobre el sillín, en plenas rampas del ocho por ciento, pero con la fuerza que nos da ver la meta más cerca que la salida; ahí vamos, subiendo el puerto de categoría especial, en la importante etapa de la vida que representa el mes de enero, y más en año de crack, que lo de crisis empieza a quedarse corto, acho. Semanica de transición, con la gripe pegada a nuestra rueda trasera y de milagro sobre el río Hudson. Aún no tenemos ese pedazo aeropuerto de Corvera, pero acho, que estudien bien el vuelo de los palomos y se organicen con las competiciones, no vaya ser que una bandada derribe un boeing aquí, que sobre el Segura no se yo si tendría tanto éxito la maniobra de arriozaje. Todo sigue negro, excepto el Real Murcia, que ha empezado el año como si se hubiera quitado un encantamiento, y es que eso de celebrar cosas nunca gustó en la vieja lateral… era claro preludio de derrota, sinónimo de mala suerte, y el tiempo da la razón a aquellos agoreros que vaticinaban descalabro cuando había saque de honor… Así que el centenario grana no ha hecho más que confirmar esa ley murcianístico agorera, al menos en lo futbolístico. El año nuevo cambio la suerte.

 

He notado un bajón importante en la manida frase eneril del felizaño. Será que la pesca no quiere mentir en cuestiones tan serias como la felicidad, y sabiendo la que se nos viene encima con el crack y esas cosas, ni siquiera se atreve con el cumplido… Acho, por un lado se cumple lo que otros años siempre acaba uno por pedir al más allá a base de rezos: que dejen de felicitarte el año a mansalva, hasta el mismísimo marzo… pero por otro, pijo, cuando más lo necesitamos, que andamos cagueticas con el crack, ni el de la camisa se atreve a decírtelo, que hasta parece que se muerden los labios, esos que te encuentras en las cuatro esquinas un momentico y no lo sueltan, los cabrones. Así que sin el manido felizaño, a pecho descubierto, afrontamos enero con la cosa del agua otra vez en el candelero. ¿Alguna vez no tendremos que hablar de agua? En todo esto, una cosa tengo clara, y es que cada día me caen mejor los extremeños.

 

Entre la negrura de la situación, y el reportaje semanal en plan callejeros (¿han hecho un programa copia en todas las televisiones del país?) en la cola del paro, sale nuestro Zetapé hablando con los banqueros, que siguen vistiendo trajes de cuatro ceros y pañuelos de seda asomando solapa, y les dice que tranquilos majetes, que lo que es verdaderamente grave es el cambio climático… Podía pasarse don Zetapé por las colas del Inem repitiendo mensaje con un megáfono, por ver cómo aplacaban la crisis de una los tres milloncejos. Luego estamos con un mes de enero de despedidas gordas. Se van nada menos que Bush y Calderón, ahí es na. Uno lamiéndose las heridas y poniendo cara de gato con botas en Shrek 2, y el otro vencido por un zagalón de ventipocos, enredado en mil trampas. Se van casi de la manico… y cuando estemos bajo la pancarta del último kilómetro llegará Obama, al que yo visualizo siempre cargado con un menhir de esos de Obelix de mil toneladas en el que se puede leer: Expectativas… el pobretico mío. Veremos cómo le va. La que ha empezado bien el año ha sido la Soraya, que ha salido de ¡Santa María!, no caracterizada, sino como receptora de tal expresión, en portada. Al mal tiempo buena cara, pijo, claro que sí. Ánimo desde esta humilde columna, beban mucho líquido y guarden fuerzas, que igual después de febrero llega otro enero… Aunque si sigue ganando el Murcia, lo demás importará menos. Vale.

.

Foto: ¡Santa María! ¡Es Soraya! (Reportaje El Mundo)

18/01/2009 09:12 achopijo #. sin tema Hay 16 comentarios.

Turn On / Start

20090119113131-untitled.jpg

¿Por qué los móviles no se encienden en un segundo? ¿y los ordenadores? Acho, antes cuando inventaban algo lo hacían con finura, que a la tele le picas y se enciende ipso facto… y la radio, acho, la pones y suena, punto pelota. El microondas… le das al pijo, y zurula, la vitro, el coche, la luz, los timbres… acho, hasta esta década to lo que le dabas al botón, se encendía en un tris… pero se ve que la derivación de la invención de máquinos vía informática y eso ha conllevado una  merma en la relación turn on to start, por llamarlo en macarronic english de alguna manera, de todo aparataco perpetrado para almacenar contenidos informáticos. Acostumbrados a encender y ver el resultado, pijo, cuando ahora se pasa uno un minuto apretando el on del móvil pa encenderlo cuando uno lo carga es un tiempo que estoy pensando reclamar a Nokia vía demanda en Estados Unidos, a ver si me forro, acho, que me deben un mes de vida entre unas cosas y otras.

 

Igual pasa con los pijos de la tele esta de ahora que puedes ver una peli cuando te salga, en el videoclub ojo ese de Ono, o lo mismo en el Satélite, que la mitad de las veces se te cuelga y se queda la pantalla bizca, que por mucho que le des al botón, hay que levantarse y desenchufar. A lo que voy, acho, la edad dorada de las máquinas no es ahora, era a principios de los noventa, cuando la credibilidad de todo botón de aparato eléctrico era del 100%, cuando era tocar y encender, siempre. Porque mira que a veces me da penica encender el ordena, acho. Que parece que el portátil está ahí soñandico, to agustico, negrico y apagao, con plomo en los párpados, bien acurrucadico en la mesa del estudio, cerradico, sin frío… y llegas tú a incordiar, apretando el botón sus tres segundos largos de presión máxima, para que coja bien la corriente, y le despiertas sin piedad…

 

El ordena se despereza, la pantalla hace como un guiñico de ojos, que abre y al ver luz vuelve a cerrarse, como un bebé recién nacido, y entonces empieza a ronronear, como un gatico de leche, emitiendo esos sonidicos propios del desperece, mientras uno se quita el abrigo, se pone cómodo, va al baño, mira el frigo… el ordena va dando pasicos hacia el On definitivo, que la mayoría de las veces llegas a sentarte y aún está con sonidicos guturales, tras cinco minutos largos de reloj canario desde el botonazo… Se habrá visto eso en los ochenta… Encender algo y que tarde diez minutos en ponerse a funcionar… Lo del ordenador, ya digo, hasta me da pena, que entiendo ese progresivo despertar como si el máquino fuera un bebé, pero lo que me pone ansias es lo del móvil cuando se va de batería, hay que ponerlo a cargar, y quieres encenderlo para que cargue operativo… Acho, mira que uno aprieta el botoncico, pero no hay manera de que aparezca lo del pin. Los coches anuncian eso de que se ponen de cero a cien en siete segundos y tal… Pues acho, que los móviles empiecen a venderse con el tiempo que tardan desde el botón al pin, y del pin al servicio. ¿Por qué las cosas tardan en encenderse? Vale.

.

Foto: Esto no es un botón de encendido, es un botón de inicio paulatino de encendido

19/01/2009 11:31 achopijo #. sin tema Hay 10 comentarios.

20090119190826-happiness.jpg
19/01/2009 19:08 achopijo #. sin tema Hay 4 comentarios.

El Día Obama

20090120090730-inobamawetrust-bill-crop-5.jpg

¿Habrá algún murciano hoy en la explanada del Mall en Washington? ¿Habrá dormido algo Obama? ¿y sus hijas? ¿Estrenará calcetines? ¿A qué hora habrá sonado su despertador? ¿Cómo sonará su despertador? ¿Qué programa de radio habrá escuchado? ¿Habrá escuchado música? ¿Qué grupo? ¿Verá Bin Laden la toma de posesión por la tele? ¿Habrá algún plan para asesinarle? ¿Cuántos videos colgarán en Youtube sobre el acontecimiento? ¿Sabrá Obama qué es Murcia? ¿Llevará móvil en el momento del discurso? ¿Qué móvil? ¿Habrá invitado a algún amigo de Yakarta? ¿Alguien creerá a esa estudiante de Harvard que se lió con Barack una noche loca setentera? ¿Qué pensaba Obama colocado de marihuana en alguna de esas fiestas universitarias? ¿Sabrá algo Obama del perfil que le dedicó Manuel Vicent en El País semanal este finde? ¿Sabe Obama lo que es la Champions League? ¿Cuánta gente morirá en el mundo un día antes de que Obama sea presidente? ¿Llevará chaleco antibalas? ¿Se venderían bien pastelicos de carne en el Mall hoy, en puestos de hot dogs? ¿Qué pensaría Obama del trasvase del Ebro? ¿Qué pensará aquel payuelo que le tiraba los tejos a Michelle Obama en el Colegio? ¿Habrá leído Obama El Quijote? ¿Y Michelle? ¿Sabrá su hija Sasha qué es España? ¿Qué beberá Obama? ¿Le gusta le cerveza? ¿Cuál? ¿El smoking será nuevo? ¿Alquilado? ¿Cuánta gasolina llevará el Cadillac? ¿Quién se la pondrá y cuando? ¿Llevará colonia? ¿Cuál? ¿Y Michelle? ¿Cuántas personas humanas no saben quién es Obama? ¿Cuántas habrá en la ciudad de Murcia? ¿Más de las que nos imaginamos? ¿Recordaremos qué estábamos haciendo el día que tomó posesión Obama igual que recordamos bien qué hacíamos el 11-S? ¿Tendrá miedo? ¿Tomará algo para no ir al baño en todo el día, o no será necesario? ¿Será un discurso de emoción e ilusión, o tenderá un poco hacia la realidad actual para evitar descalabros mayores? ¿Terminará con un God bless América? ¿Llorará Michelle? ¿Cuántos americanos llorarán cuando suene el himno al final del acto? ¿Tendrá Obama una cuenta personal de correo electrónico? ¿Sabrá escribir sms? ¿Qué cadena española hará la mejor cobertura del acto? ¿Cuántos reportajes nos vamos a comer de aquí a dos semanas sobre Obama? ¿Es bueno para el mundo todo este liazo? ¿Qué te gustaría saber de Obama y su toma de posesión? Vale.

.

Foto: In Obama we trust

20/01/2009 09:07 achopijo #. sin tema Hay 29 comentarios.

La Fuerza de las Palabras

20090121093316-20090120elpepuint-70.jpg

Le benefició el gestico, cuando patinó al repetir las palabras, con la mano puesta en la biblia de Lincoln. Naturalidad. Le vimos dentro, en ese gesto, que no creo que estuviese preparado, aunque los Américas son tremendos, pero no tanto como para montar un mini lapsus que deje ver un gesto tan humano, tan cercano, y que contó además con la mueca de apoyo y cariño de Michelle. Para mi fue lo mejor del Día Obama, ese segundo, ese trabarse, parar, respirar, sonreír… y jurar. Estaba jurando el cetro del mundo, y lo hizo con naturalidad. Después, es imposible no citar el lazo de Aretha, y no entraremos en si cantó bien o mal, que será que de soul voy yo justo de papeles… También me ha gustado la foto del jefe de Gabinete, sacando burla infantil, el beso de despedida entre Michelle y Bush Jr., la pulserica negra de Obama (aún no me he enterado del significado), el error imperdonable de Iñaki Gabilondo, cuando dijo el payo que Aretha estaba interpretando el himno nacional norteamericano, y todas y cada una de las imágenes de celebración en Kenia. Obama iba sin abrigo, y sin smoking, empezó titubeante, sin terminar de hilar lo fino que ha hilado otros discursos, pero se puso a tono a medida que avanzaba, en un crescendo que también dudo si estaba previsto.

 

Del discurso diré que me dio, sobre todo, envidia. Mucha envidia de que un discurso en el que se tratan temas importantes, en el que se afrontan los problemas que ese gobierno tiene sobre la mesa, sea un discurso eminentemente emotivo, sin que nadie sintiera que estaba escuchando a un político, al menos en la concepción que hoy tenemos en España de lo que es un político. Sin datos, ni achaques, ni ironías… Sin apenas citas, exceptuando el constante referente a los valores que fundaron los Estados Unidos… Un discurso de película, tan vacío de contenidos específicos, como único para llegar al mayor número de personas, no sólo americanos. Un discurso global, como tenía que ser, dirigido al mundo, desde esa posición de liderazgo que es indiscutible ocupa Estados Unidos, con un mensaje claro de responsabilidad y consciencia de estar ahí. Será que los americanos son muy americanos, y que ellos pueden jugar con el orgullo de una nación, y nosotros aún no, o será que no tenemos políticos de esa especie, o que en tiempos de crisis, cualquier atisbo de esperanza bien presentado es como un clavo ardiendo, que gritan hoy los agoreros.

.

Decían los griegos que la clave de un discurso es contar lo posible dentro de la verosimilitud, kata to eikos. Obama dio un discurso ilusionante, del que quedó como titular en todos los grandes periódicos del mundo la palabra responsabilidad, lo que lo convierte en realista. Obama quiso implicar a su nación con las palabras. Eso lo ha conseguido, y tampoco es sencillo. Más difícil es lo que viene a partir de ahora, eso es cierto, pero me duele cada vez que escucho a un contertulio, o leo en un artículo eso de que las palabras se las lleva el viento… que lo que importa son los hechos. Las palabras se graban en almas y corazones, sirven para creer en uno mismo, y en los demás. Las palabras han cosido el conocimiento del mundo, y el viento se lleva sólo las que no se quedan en el alma de las personas. Con palabras, Obama ha llegado a millones, y eso ya es muchísimo. Nos guste más o menos, creamos más o menos en él, es responsable escuchar y respetar la ilusión, y sobre todo la unión que ha generado. Ojalá, toda esa fuerza, sea utilizada de la mejor forma posible. ¿Qué te pareció el Día Obama? Vale.

.

Foto: El momento del gestico...

21/01/2009 09:28 achopijo #. sin tema Hay 15 comentarios.

Bud Spencer y Terence Hill

20090123110654-buddy-haut-den-lukas-2.jpg

Acho, para mi la palabra envidia está indisolublemente relacionada con aquella escena de Le llamaban Trinidad, en la que Terence Hill iba por el far west sobre una especie de hamaca de maderos y telas arrastrada por su caballo, al paso pasico, tocando la armónica, con el sombrero sobre los ojos, echadico… Bah, nenico, eso es la felicidad. Siempre he querido ser Terence Hill. Toda mi vida, acho, por ese momento, y por otros varios, como comerme unas alubias con tomate calientes en una sartén sucia con un cuchara de madera en una mesa desvencijada de un viejo saloon, como él hacía… Qué payo Terence Hill. Acho, es que anoche no me podía dormir, y me dio por volver a aquellos pensamientos de chavalico, cuando alquilábamos una peli de Bud Spencer y Terence Hill el viernes noche, que era sinónimo de no fallar. Mamporros y caras largas del gordo Bud, el personaje cinematográfico más Martínez que existe, lo que será una gran sorpresa para muchos, pero al que yo tenía claramente relacionado con él.

 

Entonces, acho, pensé que ese tipo de pelis funcionaron esos años, y ahora no creo que ni perry les hiciera caso… ¿Se han perdido valores? Porque a pesar de los mamporros, el que considere violentas las pelis de Bud y Terence, es que tiene un problemón en el alma. El sistema de grabación de sonidos que llevamos los humanos incorporado le debe el PJGAAGH, ese semigutural y fresco, al mítico guantarrazo a mano abierta del amigo Bud ‘Martínez’ Spencer. Eso es una deuda impagable con nuestra especie, que igual es lo único, que por el desarrollo del lenguaje y la corriente imitadora de gestos de los pequeños por los mayores, aún se mantiene en el recreo de los colegios. El PJGAAGH! Es herencia de aquellos mamporrazos, y sonido perenne en la imaginación de los zagalicos cuando toca pelea entre airgamboys, si es que siguen peleándose como en 1985. Bud Spencer es mucho… Anoche tuve, incluso, el gusanillo de buscarme alguna frikishirt con el careto de Bud, con el aparejado homenaje a mi progenitor que eso supondría, en la sombra.

 

Bud Spencer y Terence Hill, acho, parejón al que debo varios sueños inconclusos… Un empresario con vista podría abrir eso de Almería como parque temático, y ofrecer paseo en caballo arrastrado y sartén de alubias con tomate al sol, pre mamporros con actores con cara de tolays por 19,95 euros, almuerzo aparte, y se forraba, al menos conmigo, que tendría que ir sábado sí, sábado también. Así que no podían faltar en mi blog, Bud y Terence, que tantos viernes noche de mi vida salvaron con honor, porque nunca fallaron. Si alguien propone sábado de recuerdo mamporrero con dos o tres pelis del tirón, me apunto y llevo yo el pollo frito, el bote de alubias Heinz y la cerveza. ¿Te molaban Bud y Terence? Vale.

.

Foto: Perfecta imagen para la Budshirt

23/01/2009 11:06 achopijo #. sin tema Hay 28 comentarios.

Libre

20090126103346-1232886480063.jpg

Subí al Mercedes 190 de color granate con la ilusión de la quinta victoria en forma de mariposas en el píloro, aunque no era lo mismo que siempre. Dos colegas, un par de horas de previa, con nuestras viejas bufandas rojiblancas al cuello, en uno de esos días de viento fuerte, en los que parece que todo cambia de sitio en la ciudad. El peso de la semana pinzaba el momento, en días libres de esos en los que la inercia del estrés aún permanece, aunque lo hagas invisible, punzante, en el centro del yo. La carretera aún estaba vacía. Sólo unas decenas de apasionados murcianistas estábamos ya en el camino, los que dormimos con la ilusión de un niño, los que al poner el primer pie en el suelo al despertar, sentimos que es día de partido, y todo gira en torno al momento de ver salir a los nuestros al césped. Un apretón de manos, dos risas o tres… pero el sábado aún me pesaba la semana. Los años no perdonan, y es inevitable llevarse cargas a casa, y esconderlas, que no hay por qué compartirlas. De repente, una ráfaga de viento revuelve el interior del Mercedes, vuelan papeles, y resuenan los primeros acordes de una rumba.

 

Los Chichos llegan con el vendaval, revolviendo a la vez todo el peso interior de la semana, en una ventana de luz, de esas que te pone la vida a menudo cuando las cosas se atascan en el barro. Suena Quiero ser libre… Igual fue por el viejo Mercedes 190 granate, igual fue por las chabolas de El Puntal, o por la agradable sensación de populacho que siempre tiene sentirse parte del murcianismo de lateral, cuando todos nos convertimos en una sola alma, y los problemas de unos y otros se quedan fuera del estadio… Escuché la letra ochentera de los chichos, mientras el viento hacía subir papeles y bolsas de plástico por los aires, y se abrió dentro de mi un tapón que empezó a dejar salir presión, igual que cuando abres lentamente una coca cola de dos litros, y respira la chispa de la vida, en uno de esos momentos de intimidad absoluta, en los que uno parece el espectador de la película de su vida. Los enfados, las decepciones, la sensación de impotencia… las dudas… se quedaron en nada cuando la voz rota de Emilio González contaba cómo le caían lágrimas de niño paseando por el patio del trullo, y delante de nosotros las bolsas de plástico giraban sin sentido sobre las chabolas que cierran El Puntal, ante la presencia de dos niños rumanos que jugaban en un viejo sofá rojo destartalado.

 

A veces perdemos la perspectiva de las cosas, y la recuperamos gracias a pequeñas vivencias que nosotros mismos nos dibujamos, inconscientes, y que nos valen para situarnos. Llegué a la Nueva Condomina libre, libre de verdad, dispuesto a vivir, como se merece, un partido más, rompiéndome la voz, cantando, animando, y disfrutando una victoria que nos hará volver a soñar. La lágrima de un gitano preso y sus anhelos, una foto fija de dos niños sin destino, bolsas y papeles por los aires… y la sonrisa de El Guille al llegar a casa, sin tener que cerrar el paso a ningún peso, afónico y feliz, y uno vuelve a sentirse en el lugar que está, ni más, ni menos… Ni soy navajero, ni he vivido sin vivir, encerrado sólo con mi culpa, ni he jugado descalzo en un viejo sofá destartalado en un país lejano… pero el sábado me sentí libre de absurdas cargas al ver la luz de esas historias, y verme pequeño, en un mundo pequeño, que a veces parece tan grande que se pierde la perspectiva. Vale.

 

Quiero ser libre (Los Chichos)
Que bueno he sido para ti
y que mal te estas portando
me paso día tras día 
en esta celda llorando
sin saber si tu estas viva
sin saber si te han matao
sin saber si tu estas viva
sin saber si te han matao
Libre libre quiero ser
quiero ser quiero ser libre
Libre libre quiero ser
quiero ser quiero ser libre
 
Pero yo se que es mentira
por que tu la estas gozando
el que se pudre soy yo
en pensar como paso
la ira me esta cegando
como pude matar yo
 
Libre libre quiero ser
quiero ser quiero ser libre
Libre libre quiero ser
quiero ser quiero ser libre
 
y no tienes el valor 
de venir un dia a verme
porque todos mis amigos
unos van y otros vienen
y yo sigo aquí metido
a dios le pido la muerte
y yo sigo aquí metido
a dios le pido la muerte
 
Libre libre quiero ser
quiero ser quiero ser libre
Libre libre quiero ser
quiero ser quiero ser libre
 
En la celda que yo estoy
hay un buen amigo mio
el me cuenta sus penitas
y se consuela conmigo
y salgo al patio llorando
igual q si fuera un niño
y salgo al patio llorando
igual q si fuera un niño
 
Libre libre quiero ser
quiero ser quiero ser libre
Libre libre quiero ser
quiero ser quiero ser libre
 
Foto: De Lucas, tras el gol
26/01/2009 10:33 achopijo #. sin tema Hay 15 comentarios.

Nos Vimos en los Bares...

20090127095113-yeseriarelieve-2.jpg

Yo ya no salgo, acho. Pero he salido mucho. Mi época de salidor profesional, en la que incluso en mi época dorada llegué a ser presentado por un ex futbolista del Murcia y comentarista televisivo como: - Este es Yayo, está en la noche… A lo que puse una cara de oso hormiguero que aún recuerdo con estupor, se ciñó, en Murcia, casi exclusivamente a las tascas. Ahora, a mis 31 largos y con El Guille, puedo hoy, en este, mi blog-vida, dar por cerrada definitivamente mi época de salidor. ¿Pronto? Puede ser... pero así han venido las curvas. A lo que voy es que todos tenemos, más menos, una trayectoria salidística a las espaldas. La mía empezó tarde, que no tuve época Archi, en Derribos (B12, Yesería antes de su repopversión, Torreta y Maricoco, antes de su regayversión), siguió por Kue, y la zona de Líbero, Quitahipo y Chipy, entrelazando con Capítulo y algunas escapadas a Classic, compaginando un Las Jarras previo siempre y algún Refugio. Luego tocó La Hermandad, Los Claveles y sobre todo Alfaro 10, mítico bareto de mi grupico… con arreones a A los toros, todo mezclado con previas en Pequeñeces, sobre todo de viernes, época en la que nos probamos bastante en la Universal, sin ser mucho de Zig Zag. Luego vino la época de escaparme al Contracorriente, justo antes de empezar la etapa del Quattro argentino.

 

La época del Quattro está ahí, a la vuelta de la esquina. Con arreones al mítico Universidad, Lanzelot, Código (siempre presente)… El triángulo de mi trayectoria salidística se iba subrayando sobre sí mismo en torno a Murcia centro, y pelota. Tras el Quattro y la progresiva retirada y esparcimiento del grupo hubo mini etapas, que aún colean, como Círculo (Baobar) o Lemon, muy presente aún en lo que queda del equipo, que no es poco. Entre medias, La Chica de Ayer, a donde he asistido como suplente ya en alguna ocasión, y en donde me consta que los míos juegan ahora sus partidos de casa. Soy un virgen de Las Atalayas, porque dos intentos no creo que cuenten. No he entrado jamás al Novo, con lo que yo he sido… y es que las dos veces exactas que me arrimé allí acabe viendo sangre de cerca. Esa zona y yo somos como los zapatos y los calcetines blancos. Tampoco puedo decir que Mariano Rojas sea llover sobre mojado. Me pilló ya bajando el puerto, y mis llegadas a esos derroteros de la marcha murciana se cuentan con los dedos de las dos manos… y mira que en esa zona sí que me sentía capaz de llevar el 10 a la espalda…

 

De la zona del Raal ni hablo, y del Infante… Bueno, mi relación con el Infante no dista mucho de lo ya tratado con Atalayas o Mariano Rojas, aunque sin llegar a los extremos de ninguna de ellas. He vivido siempre un ni pa ti, ni pa mí con el Infante, que acho, hasta ha sido bonito. Ha habido días raros infanteros que recuerdo con precisión milimétrica, para asombro de todo salidor profesional. Incursiones en la No Murcia que para un gilipollas de centro como yo supone irse al Infante, que fueron maravillas del salir de juerga. En esas noches infanteras cuenta a mi favor la inestimable compañía habitual de mi hermano El Marqués, que con eso se dice mucho. En el dibujo de mi trayectoria salidística murciana apenas habría rojo fuera del triángulo Tascas – Puerta Nueva – Romea. Mis trayectorias pamplonica y madrileña os las contaré otro día, que tampoco son malas… y de mi relación con los porteros de pubs y discotecas prometo otro post cuando vuelvan a ser actualidad, que se me pasó el tema, por lo que pido perdón. ¿Cuál ha sido tu trayectoria de salidor? Vale.

.

Foto: Solía escaparme con Alvask8 a la Yesería...

.

P.D. A grandes rasgos... que me dejo baretos, ya lo sé...

27/01/2009 09:51 achopijo #. sin tema Hay 33 comentarios.

Un Nuevo Murcianismo

20090128014144-alicante-murcia-04-0809.jpg

Me gustaría que miles de murcianistas estuvieran hoy defendiendo a su club en las puertas de la Nueva Condomina. Que acudieran en masa a decir que aquí estamos, que los granas no fallamos. Sin insultos, sin exigencias, sin buscar culpables… Sólo con murcianismo, saliendo al paso de la adversidad simplemente con el apoyo al escudo, eso que nos une a todos, pensemos lo que pensemos de unos y de otros. Es momento de unión, es evidente, y eso creo que lo sabemos todos. No creo que en la reunión haya más de un centenar… porque no somos de movilizarnos, aunque seamos generosos y de buen corazón, hay algo que nos frena. Ojalá este disparate sirviera para despojarnos de ese peso histórico.

 

Quiero ser justo con lo que escribo, y con mi murcianismo. Los Samper y Trujillo son unos hijos de puta, con todas las letras. Estará de acuerdo aquí casi todo el que esté leyendo… Pero cuidado, están aquí y han estado aquí diez años. No sé cuantos presidentes lleva el mismísimo Real Madrid esta década, pero lleva alguno más que nosotros… por no hablar de otros equipos de similar pedigree que nuestro Real Murcia. Nunca han sido murcianistas, no lo eran cuando llegaron, al menos, y ahora alguno lo será algo más, pero poco más. Moríamos, agonizábamos, llorábamos… y sólo Samper nos dio de beber. Nos acogió en su regazo, y nos dio agua. Agua que nos pareció oro, y que nos levantó. Samper nos salvó de la desaparición cuando barrigudos de dedos gordos miraban para otro lado cuando pasaban por nuestras narices, en aquellos años en los que el Murcia era “tu Murcia” acompañado de una sonrisa de mofa, al más puro estilo supercomplejo.

 

Nos levantaron, y trajeron su modus operandi de supergrupo empresarial al Real Murcia de palicos y cañicas, en el que se pagaban los meses con fajos de billetes y cortaban la luz de las oficinas mes si, mes no. Nos dieron forma, a la madrile, a la empresoide, y nos convirtieron en un Real Murcia que vestía Nike, que pagaba las fichas a día uno, que fichaba con holgura, que aspiraba a lo de siempre… Nos dieron ilusión, y eso que su empresización era falseada, seguía un modelo diferente, no conocido aquí, pero lejano al moderno desarrollo de un club de fútbol… Olvidó a la afición y a la cantera, que jamás vio en su salvador a ese salvador benefactor, porque no hizo labor social, porque no había el sentimiento de los anteriores dirigentes, que soltaban el pan de sus hijos para que comiera la plantilla, si hacía falta... y porque la política también echó sus tentáculos en los asuntos murcianistas, y enmierdó todo un poco más. El aire madrile, la chulesca de empresón, la prepotencia de unos y el recelo de otros… ese fue el caldo de cultivo del que salieron los mejores años como entidad, y buenos años deportivos, comparados con la historia del club, al menos. Qué paradoja… ¿verdad?

 

No se dio el salto de calidad que esperaban los señores superempresarios, ni el que esperaron los que recelaban de los prepotentes. Mientras la superempresa amasó pasta gansa, y siguió sin hacer caso al descrédito popular, y la franja de separación de todas las partes se hacía más grande, y más grande… Casi nadie sintió que esos señores fueran el Real Murcia, y esos señores no lo tuvieron en cuenta. Ganaron dinero, legalmente, sin que nadie tuviera por qué exigirles inversión de sus ganancias en otros negocios en el club que salvaron, pero los murcianistas no lo vieron así nunca. Para mi, ahora, culpa de ellos, no sólo de quienes aquí no veían que ellos eran lo único que teníamos, y era bueno, tan bueno como lo mejor que habíamos tenido. Mientras, Santa Mónica ponía pasta, y más pasta, y seguía pagando fichas, y fichas, y fichando, y gestionando sin suerte las plantillas, ya fuera tras un ascenso, o por un descenso… y nadie agradecía nada. Llegó la crisis… pasados diez años, que no es poco, todo sea dicho. El negocio hace tiempo que estaba hecho, y ellos siguieron aquí. Pero su modelo se agotaba, y el salto de calidad no llegaba. En cuanto los números empezaron a desvestir el santo, explotó la bomba… y ahora vemos lo que en realidad era la empresoide que nos formaron. Como no ha habido rigor, tenemos que maldecir que en su día no se forjara una masa social identificada con el grupo, y echamos de menos a aquellos dirigentes que sin un duro iban a los entrenamientos a pecho descubierto a animar a sus jugadores. Esperpéntico.

 

Los madrile han cogido pasta de un lado y de otro, han respondido, si, pero sin rigor. De un día para otro destapan una deuda, que seguro es estimada, que ni ellos saben a cuanto asciende, porque se han cansado de esperar el salto de calidad que les tapara los agujeros chapuceros que han generado, bien disfrazados de empresón madrile de altas esferas. No dudo que Samper, estos años, haya hecho lo que ha podido para que el Murcia triunfara, y fuera recordado como el mejor presidente de la historia, sin discusión. Pero no ha podido ser, ahora, con razón, será discutido. Ha fracasado, en origen, porque no supo hacer murcianismo, porque no era murcianista, y cuando lo fue, era tarde. Al final, las formas y la chulería eran de trapitos sucios, que la modernización no era tal, y las cuentas, tampoco, sólo había pasta gansa, y nada más. Mucho ha sido, sin duda, lo que han hecho estos hijos de puta… lo primero, salvarnos, y luego hacernos llorar de alegría con dos ascensos, un campo nuevo, grandes fichajes… pero de nada vale cuando hemos visto que el esqueleto no era más que los mismos palos y las mismas cañicas que siempre, y encima, sin murcianismo.

 

He defendido a Samper siempre, mientras ha sido presidente del Real Murcia, y así lo haré con todos los presidentes que tenga este club, porque soy hincha, y siempre estaré con quienes estén con el Real Murcia. El fútbol no es ciencia, no hay una fórmula mágica, ni el dinero, ni la buena gestión son sinónimo de éxito... Creo que esta época ha tenido cosas muy buenas, las mejores… pero también creo que ha sido la época en la que más oportunidades hemos desaprovechado para convertirnos en el Real Murcia que todos queremos. Lo primero, que nadie diga que el futuro del Real Murcia está ligado a sus éxitos deportivos… porque no es así. El murcianismo estará ahí siempre, y conseguir que  así sea no se logra sólo a base de ganar. Ese es un error que cometió Samper, y que parecen querer cometer ahora Cámara, Guillamón y otros a los que he escuchado ligar el futuro del club a sus éxitos deportivos. El nuevo murcianismo, que surja de todo esto, debe basarse en la fidelidad incondicional, y crecer desde ahí.

 

Ley concursal, suspensión de pagos… ahora o en junio, pase lo que pase, seremos muchos los que cada domingo estemos con el Real Murcia, iremos a los entrenamientos, y donde haga falta a gritar nuestro murcianismo. Ese es el activo que hay que mimar, en el que hay que confiar, y el que nos tiene que servir para dar el salto de calidad que todos esperamos. Con dirigentes murcianistas tuvimos la gloria cerca, pero faltó economía, faltó gestión. Con pagos al día y la caja llena nos faltó murcianismo en los dirigentes, y también gestión… sabemos ahora… A ver si de todo esto aprendemos, y las próximas teclas que toquemos son murcianismo, respaldo económico, gestión moderna y unión murcianista, y damos con la fórmula correcta. Ánimo, murcianistas, si alguien puede salir de esta somos nosotros. Forza Real Murcia. Vale.

 

 

Foto: El Murcianismo vuelve a latir... y volverá a hacerlo

 

28/01/2009 01:41 achopijo #. sin tema Hay 22 comentarios.

La Merienda (RE)

20090129075548-20070111104205-1018871458-p.jpg

Yo ya no meriendo. No se por qué, pero parece que aquello de la merienda es cosa también de la infancia, pijo. Me he propuesto volver a merendar este año, que ya está bien, aunque sea algún día suelto. Sin duda, en mis años de colegio y callejeo continuo, lo mejor del día era la merienda, con mucho, de lejos, mi comida preferida. A eso de las 18.30, hora señalada, ya estuviera en el patio, jugando al fútbol, o en casa, era parón obligado para merendar. La merienda. Merienda… acho, es de esas palabras que si las repites mucho se te hace la boca agua y te sientes raro…

.

La merienda era mi preferida por muchas cosas. Era un punto álgido en el cansancio acumulado del día, normalmente después de merendar aún se podían hacer muchas cosas. Además era la hora de los fraggel, los Osos Gummi o de las series tipo V, Equipo A, Mc Giver… que ya eran como aquello de Pavlov, sonar la música y ganas de merendar eran una misma cosa… y también esa luz del día que se apaga en la ciudad, que desde mi ventana del piso doce se veía tan bonita todos los días… y luego, lo que más me fascinaba era la filosofía de las meriendas, que no hay cosa que más defina que la merienda. Dulce o salada, en la calle o en casa, leche o no leche... por no hablar de la merienda-cena, solución ideal para los días en los que se hacían las 19.30, en la que se anula la filosofía dulce, o se cambia por postre, y se impone el bocadillo, claramente.

.

Mi merienda tipo era el galletón. Así lo llamamos en su día, y así se quedó. Dícese de taza (importantísimo que sea taza) de leche con tres de azúcar y tres de Nesquik (importante que sea instantaneo) con 24 galletas María Fontanteda (el original siempre con María Fontaneda, aunque hubo, lógicamente, galletones apócrifos con Gullón, Cuétara o similares) estrujadas hasta la miga absoluta, disueltas en la leche. La última de azúcar se echaba una vez estaba listo el mejunje… Y luego a comer con cucharilla… Sin duda la merienda que más repetí. El vaso de agua posterior era  una auténtica delicia. Me cargaba las pilas, si.

.

Bueno… también recuerdo preciosas meriendas-cena, de bocadillos de tortilla en el patio, jugando y merendando, que no tienen desperdicio. Igual hace diez años que no me jamo un bocata de tortilla francesa con mantequilla… así que también lo apunto. Empanadillas, sándwiches de nocilla, bollicaos, puntas de atún con mayonesa, flautas, triángulos, bocadillos de paté, sándwich de paté y queso, magdalenas con chocolate nestlé, pan con chocolate, incluso emparedados de galletas y mantequilla en leche, he visto… y hasta había uno que merendaba un huevo duro… ojo. Meriendas … muchas filosofías… ¿acho, cuál era tu merienda? Vale.

.

Foto: María meriendera...

.

P.D. Ando liado, achos, os pongo un RE, para pasar el trago. Abrazos!

29/01/2009 07:55 achopijo #. sin tema Hay 17 comentarios.

Enero de Pastel

20090131233201-untitled.jpg

Mira que no tenemos una época fija, pero este enero está siendo muy de pastelicos de carne. Sin ser comida de pobres, nuestro pastel de carne es una cena muy de tiempos de crisis… pero más bien como excusa. Que estamos en crisis y en vez de irnos de restoranes modernen de platos cuadraos y camaretas de negro, cogemos y nos jamamos unos pastelicos de carne con unas estrellicas y nos quedamos más anchos que largos.  Sí, sí, crisis a mi… que mientras me quede el Mejías a un tiro piedra ya pueden cobrar bonos los de Wall Street. El pastelico de carne, acho, me lleva loco este enero. He dado el paso definitivo hacia la normalización del pastel de carne. Esto es, sacarlo de su ciclo vicioso de consumo. En mi caso, el círculo se compone de partidos de Copa del Rey del Real Murcia entre semana y procesiones del Perdón y los Coloraos, con un glorioso cien por cien, luego, pasando el ochenta, partidos de la selección y de champions a ver en casa de mi hermano Oliva, y las tres o cuatro excepciones cenístico caseras de solución fácil, tanto familiares, como amiguiles.

Digo que ahora cojo y si paso por alguna de las cinco grandes, o sea: Zaher, Mejías, Bonache, Consuegra o Espinosa, pijo, entro y me compro cuatro pastelicos de carne, que me llevo a casa más pancho que un San Luis. Nos ha jodío… y van cayendo poco a poco, recalentados en el horno, que no es lo mismo  mismico, pero acho, vale. Yo es que a los pasteles de carne, y a los inteligentes, esto es, los de sesos, les echo dos limones exprimíos bien chorreantes, que cruja bien el hojaldre, y se empape. Siendo murciano, sé que no es muy al uso, pero pruébenlo. Es costumbre a probar… otros tienen la friki manía de colocar sendos pastelicos recién salidicos del horno en sus orejas emulando a la más murciana princesa Leia jamás vista, antes de hincarles el diente… Así que no se me asusten con lo del limón. Decía que he dado ese paso, sí. Que ahora el pastel de carne, no sé si por la crisis, porque me ha dado por ahí en la treintena, o por qué cosa, es uno más en mi cocina, y no pasa na, acho.  Como esto no es América, aquí los pasteles de carne, aunque tienen casi idéntico aspecto, se venden en diferentes negocios, cada uno con su pequeño intríngulis. Pero mira que lo tiene todo para convertirlo, con dos retoques, en estandarte de la comida rápida murciana: - Ponme un Menú Pastelico, con Zarangollo y limoná grandes.

O si no les gusta el rollo american, a lo fish and chips también le veo yo garra al asunto pastel de carne. Sería cuestión de poner puestos, en plan de esos de juguetes que pasan antes de las procesiones, con dos ruedas de bici y eso, y una camarica pa calentar los pasteles, como si fueran perritos calientes, dando vueltas por el downtown ese nuevo que nos está saliendo por el tranvía… y lo más importante, que los vendieran bien calientes medio envueltos, así, como que no quiere la cosa, en papel cartón bien pringadico de aceite, de eso que se ve a través así marronuzco que sólo de ver el papel a uno le entra un hambre de guepardo de la sabana. Acho, anda que no lo estoy viendo en el programica sobre Murcia de Lonely Planet, y al zagalón ese de los pantalones cortos y la mochila jamándose un inteligente humeante en papelorio aceitoso mostrándonos cómo han salido los rascacielos en la city murcianística… Pastel de carne… No sé ustedes, pero igual se equivocaron con lo de las siete coronas, o los cuatros castillos, y en la bandera debió primar un buen pastel de carne central, tipo Hinomaru japonés… ¿No es el pastel de carne lo más murciano que hay? Vale.

Foto: Pastelicos...

31/01/2009 23:32 achopijo #. sin tema Hay 7 comentarios.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris