Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2010.

La Paraguaya

20100701224358-larissa-20riquelme-20-202.jpg

El mayor rival de la Selección no es el histórico carácter defensivo de Paraguay, ni su portero, que ya no lanza faltas. No es ninguno de sus dos buenos delanteros, ni Lucas Barrios, ni Haedo Valdez (que por cierto es clavado a algún secundario de Hollywood, de esos que hacen de narcos y mafiosos). No. Tampoco su hinchada, contenta con su logro histórico de llegar a Cuartos, ni siquiera ese estado de ánimo por Cabañas, el delantero convaleciente de un disparo en la cabeza por el que todos sus compañeros se dejan la piel en cada partido. Lo que nos trae de cabeza es Larissa, la paraguaya (¡qué paya!), a la que ya llaman la novia del mundial, y es mucho tener que ser los malos de esa película, y dejar al Mundial sin su novia. Ahí nos han tocado la fibra, acho, qué haremos sin Larissa y su móvil bien guardadico en la canal, como dicen en Vistalegre.

La paraguaya (¡qué paya!) es Larissa Riquelme, una modelaza hincha de la albirroja, que así se conoce a los Paraguay, que celebra los éxitos de su país allí en lo que es la Redonda de Asunción con un top más ceñido que la propia piel, y que en las arremetidas del gol y las alegrías sujeta lo justo, por decir algo, que ni en tiempos de Sabrina se ha visto más en menos. La diosa de la insinuación, y con una sonrisa que debe dar fuerzas sobrehumanas a esos paraguayos que están haciendo historia. Sonará machista, pero nadie podrá decir que en este mundial no son ellas las protagonistas. Entre Santa Sara, y la paraguaya, ya puede Maradona decir tontunas. Paraguay es Larissa y once más, que diría el tópico, porque el mundial de las chicas de Sudáfrica, link que existe en todos y cada uno de los medios on line que siguen la Copa, gana ella, y con diferencia.

La insinuación es lo que tiene, que si vas un pezoncico más allá, ganas el partido. Entre Larissas varias, y partidos sufriendo, aunque esta vez ganando (ya era hora) no vamos a dar abasto. Así están aprovechando, que nos va a salir el Mundial más caro de la historia, mientras Villa nos escandila, y Larissa nos enseña y nos promete, nos suben el gas y el iva, que cuando toque llorar y volver al mundo real, oiremos silbidos suecos por las esquinas. Así que más vale que ganemos a Paraguay, y sigamos ciegos de Selección unos días más. Eso sí, que alguien le preste un top rojigualdo a la paraguaya (¡que paya!), y que si cae, que aguante vestidica y siga con nosotros hasta el final. Bienvenida será. Vale.

Foto: Larissa, en plena insinuación...

01/07/2010 22:43 achopijo #. sin tema Hay 14 comentarios.

Vuvuzelas y Jabulanis

20100704122404-vuvuzelas.jpg

Las palabras también se ponen de moda. No es como la canción del verano, que por cierto, este año parece que resiste, porque lo del waka waka no parece que haya hecho blanco del todo, pero también hay una palabra del verano, o varias. Cada época tiene su palabrica que renace, o vuelve del ostracismo, o se crea, que es lo que a mí más me mola, ya sea por derivación, por situación geográfica o por traducción, que hay palabras para todo, como gente, que dice siempre mi abuela. De los últimos años recuerdo especialmente la que se montó con el chapapote. Acho, el galipote de toda la vida, que se ve que en Galicia lo llaman chapapote, así con el acentazo, y el palabro llegó hasta dentro, que aquí veías a la gente de siempre hablando del chapapote como si fuera la palabra que más habían usado en sus vidas antes del Prestige. Chapapote. Es bonita, y le da un juego al acento que fue importante, y eso que galipote no está nada mal, que es, incluso más plástica, casi onomatopéyica.

Este verano, como hay Mundial, y eso lo copa todo, las palabras del verano nos vienen de Sudáfrica. No podía ser de otra manera, y ya estamos aplicándolas a la vida cotidiana. Vuvucela, claro, es la number one del momento. El que no haya hecho un chiste con las vuvucelas que levante la mano, porque si no lo ha hecho, lo ha oído ya varias veces, que empieza a cansar la cosa, casi tanto como el ruidico trompetero en cuestión (- Acho, vete con la vuvucela a otra parte...). El caso es que lo de las vuvucelas no es nada nuevo, que yo era un mico y Martínez me las compraba en la puerta de la vieja Condomina a cien pelas, y eran las mismicas que ahora llamamos vuvucelas. Sólo me falta ver flyers de pubs o discotecas en los que te inviten a la noche de las vuvucelas, y estará al caer, para rubricar el campeonato estival de palabras de moda.

La otra que nos ha venido de Sudáfrica es Jabulani. Si no eres futbolero igual no te ha llegado la onda, pero la propagación va por buen camino. El hecho de que el nombre del balón del mundial sea tan africanístico, le da posibles al palabro, pero que sea un balón inestable, que traza curvas en su trayectoria, y tiene un peligro enorme para los porteros hace que se convierta en un vocablo con múltiples aplicaciones. Ayer mismo alguien me dijo: - Cuidado con Fulanico, que se toma dos cervezas y tiene más peligro que el Jabulani. ¿Conoces alguna otra palabra de moda? Vale.

Foto: Vuvucelas!

04/07/2010 12:24 achopijo #. sin tema Hay 8 comentarios.

Vampiros

20100706083029-05-07-2010-22-24-34-130395590.jpg

Ya estamos en la playa y un año más hemos perdido. Ni la sacarina, ni las dos semanas de spinning han servido este año. Bajamos a la playa, y ahí estamos, en las antípodas de los guapos de las colonias. No nos vamos a venir abajo, ni a volvernos locos, que ya nos conocemos. Eso sí, una camisetica del Alcoyano podrían agenciarme, que la moral no la vamos a perder, y en septiembre volveremos a la bici con bacalao a darle duro, a ver si es 2011 el verano del cambio. Los de las colonias siguen en sus lanchas enseñando calzón, marcando paquetes y tabletas, qué payos. Por esos no me preocupo ya… pero acho, lo que no puede ser es lo de los vampiros y los hombres lobo. Que llevan unos añicos así tonteándonos con la cosa, les hemos ido dejando, y ya los tenemos hasta en el gazpacho.

Parecían inofensivos, cuando todo empezó con los fantásticos libros de Angela Sommer-Bodenburg, pero de ahí a lo de la saga Crepúsculo, va un caminico. Digo esto porque pijo, es que hasta los vampiros y los hombres lobo están que se crujen de cuadradazos, que ya podían tener pinta de ahumados, como toda la vida, o peludos al menos, que no se les intuyera ni un bíceps… pero no. Tenemos un vampiro espigado, estiloso, rico, listísimo, inmortal, con ojos violetas y abdominales más marcadas que una ficha del Lego, y un hombre lobo, que te arrima una guantá y te gira siete vueltas la cabeza, que es lo más parecido a He- Man que he visto yo en carne y hueso. Los vampiros están de moda, nos ha jodío, así se ponen las zagalicas, que les entra de todo menos miedo.

Es como si en nuestra época el Freddy Krueger, en vez de ser un gusarapo con la carne deshecha en la cara, fuera hecho un pincelico, el payo, con su jersey de rayas marcando espalda y tableta, y las manos, de manicura, que estaría la peña deseando dormirse. Así también quiero ser yo un vampiro, y un hombre lobo, nos dejamos de sacarina y fruta, que nos muerdan los cuellos, y a ponernos guapos, ya que lo de echarse la colonia del cachas tampoco funciona, a ver si ofreciendo el cuello obramos el milagro. No se crean, que escuché a un experto el otro día vaticinar que la era de los vampiros adolescentes se acaba, y que ahora nos viene una moda de ángeles. Échale limón al iris. Si los vampiros están como trenes, ya verás tú los ángeles, acho. Vale.

Foto: Tylor Lautner, el hombre lobo crepuscular

06/07/2010 08:30 achopijo #. sin tema Hay 4 comentarios.

Campeones

20100707083618-untitled.jpg

Hemos encontrado España. Estaba ahí, en el fútbol, cómo no. De punta a punta, hoy estaremos nerviosos, rodeados de nuestros seres más queridos, esperando desgarrarnos la garganta gritando el gol, y nos abrazaremos con fuerza, saldremos a los balcones y ventanas y compartiremos esa alegría única que sólo da una victoria como la de hoy. La Selección es un equipo de compañeros. Son buena gente, igual que los campeones del Baloncesto, como lo es Rafa Nadal y Alberto Contador, o Fernando Alonso. Son de una pasta idéntica, de campeones. España luce copyright en el mundo, y es el deporte el mejor escaparate para ello. Las banderas llenan las ciudades, hay más camisetas que nunca, confianza y fe, pasión… y todo es orgullo. Lo nunca visto. Esa es nuestra identidad. La hemos completado con el deporte Rey.

Hoy la Selección saldrá al césped de Durban a jugar al fútbol para ganar. A tocar el balón con la clase que nadie más tiene, demostrando una fe en este maravilloso deporte que se había olvidado, y que es la envidia de los grandes. Ahí ya somos campeones. Ni Brasil, ni Italia, ni Argentina han podido acercarse al fútbol que nos ha llevado por primera vez a semifinales, que nos hizo campeones de Europa, al fútbol que de una vez por todas representa a España con todas las letras. Ahí está la identidad que buscábamos. Es sano respirar España estos días por todas partes, sin temores absurdos y sin pesados complejos políticos. El fútbol obra milagros, y en una Copa del Mundo, se descubren con el paso de los años, cuando la historia se convierte en leyenda.

Sólo Alemania ha hecho lo mismo que nosotros, reinventándose, sin perder su identidad de equipo campeón. Nosotros acabamos de llegar aquí, y ya no nos vamos a ir, ganemos o perdamos, porque ya somos campeones. Los cuartos son historia, los complejos quedaron atrás, y nuestro estilo de juego se perpetuará durante años en la canteras de mil equipos, y en los patios de los colegios, donde juegan a ser Xavi, Villa, Silva, Alonso, Casillas… Los españoles tocan y tocan, recortan y se apoyan en equipo, te rodean lentamente, hasta llegar al gol. La mesura, el saber estar, la clase, la deportividad, el fútbol de salón, el toque y el gol trabajado también hacen a un equipo campeón, aunque su hinchada no alborote, aunque no juguemos de tacón, ni hagamos de la defensa el mejor ataque por bandera, ni tengamos un 10 que es un Dios, tenemos nuestro fútbol, y una pasión que ha unido a un país en unos valores únicos en el deporte, ante los que todos se rinden. España ha llegado al fútbol, y hoy toca demostrarlo al mundo. Vamos España, vamos campeón. Vale.

Foto: Equipo, identidad

07/07/2010 08:36 achopijo #. sin tema Hay 7 comentarios.

Soy Español!

20100709092141-f201007011554452192341245.jpg

Ganarle a Alemania debería ser un título en sí mismo. Me confirman desde Sudáfrica que suenan vuvuzelas por megafonía. Si lo siento por alguien es por los de Spenge, espero que estén en la final animando a España. Iniesta está un punto por encima de todos los demás. Nos hemos acostumbrado a jugar partidos vitales. La celebración fue bonita, pero yo la sentí escasa, acho, que estamos en la final de un mundial. Ya veremos el domingo. La gente joven es la que tira del carro en la calle. Los treintañeros éramos los mayores del jolgorio. La chupada de Pedro, de lo mejor del partido, porque además, es penalti. Acho, y soy Torrista a muerte. Con cada victoria me acuerdo, sobre todo, de Helguera, por lo de Gandhour. Escribo y guardo todos los mensajes de móvil que recibo durante los partidos de España.

Si ganamos el domingo no sólo ganamos un Mundial, pasamos a Inglaterra y a Francia en el universo fútbol. Nuestras Eurocopas no fueron como anfitrión, y nuestro Mundial, tampoco. Brasil, Italia, Alemania, Argentina… y España, aunque Uruguay esté por ahí en medio. En el próximo, maracanazo a la española y pillamos a los charrúas. El buen rollo que transmite Camacho en las retransmisiones es esencial para todo. He metido 20 euros a Torres primer goleador en la final. ¿Habrá más camisetas de España que del Efesé en La Manga? Menudo lunes nos espera, para lo bueno, y para lo malo. Quien esté a las siete de la tarde en el Puerto de la Cadena se pierde el partido. Estamos en quedar los amiguetes y verlo juntos… pero, ¿y si nos gafamos? El amigo Joachim Löw ha terminado por caerme muy bien, muy bien, muy bien. Que nadie se olvide, Murcia es talismán, y no el Sánchez Pizjuán.

La final, sin Manolo, sin bombo y sin políticos, no vaya a ser que… con la Reina sobra. El Pulpo Paul lo hacía yo al horno con cerveza, limón y pimienta. De Holanda sólo da miedo la deuda histórica, aunque no hay dos sin tres. A ver con quién va Mick Jagger en la final, es importante controlar esas cosas. Una histórica pancarta de la Peña Murcianista D`Party se quedó colgada en la grada sudafricana, y eso es mucho. El soy español es la canción para el domingo, y para los restos. No estoy preparado para una tanda de penaltis. El himno es mejor sin letra, qué pijo… Espero que Sarita no pregunte otra vez cómo está el ambiente en el vestuario. Ganar un mundial es lo máximo que puede pasarle a un hincha en su vida, pero es menos que ver jugar a tu equipo cada domingo. El fútbol es así. Vale.

Foto: El Pulpo Paul

09/07/2010 09:21 achopijo #. sin tema Hay 11 comentarios.

Azul Eléctrico

20100710093528-azul-20electrico.jpg

Si pones en google azul eléctrico te sale como color de moda para los veranos de los últimos tres años, aunque parece que cuando pegó bien fue el año pasado. Un verano es que se queda corto para que las modas estas se afiancen, y por eso pueden llegar las cosas uno o dos veranicos después. En lo que llevamos ya he escuchado yo lo del azul eléctrico suficientes veces como para decir eureka, ya tenemos color para el verano, que si un día me toca tarde de gafas de sol en Campoamor, la cosa es un polico azul eléctrico, o camisa de lino, o pantaloneta, que lo del azul eléctrico se asocia mucho al pantalonismo. El verde pistacho, el naranja pálido, el azul eléctrico… Cada verano, su colorcico. Cómo me llaman la atención estas cosicas, que las dice la pesqui tomándose una marinera con un convencimiento, que parece que han recibido una carta perfumada de Carmen Lomana sentando cátedra sobre el color que toca.

Aunque el otro día en las Flores dos zagalonas de esas de gafones y taconazos decían algo sobre el color carne, y los vestidos blancos, que parece ser que no son un clásico, sino que vuelven ahora. Yo he decidido que el color va a ser el azul eléctrico, que me mola a mi lo de eléctrico. Le tengo que preguntar a mi sanedrín de sabios tertulianos del bolito veraniego sobre la cuestión de lo eléctrico en colores, porque acho, eléctrico puede ser sólo el azul, ¿o hay un rojo eléctrico, y un amarillo eléctrico? Si es que los que no recibimos la carta de la Lomana nos perdemos enseguida en estas cosicas. Menos mal que el naranja fue hace dos o tres veranos, que sería chungo que nos dieran Robben y Snejder para el pelico, y luego estar tragando faldicas y pareos naranjas mecánicos en el chiringo.

Decía Conch el otro día que los zamarros de una fiestipinji iban con pantalones azules eléctricos, que ahí ya dejé de buscar colores para este verano, que si lo dice Conch no hay más tutía, y además, al poco eché un ratico en el Pieter de La Manga, y volví a ver azules eléctricos, en pareos, camisas y hasta en una gorra. Es un azul fuerte, así casi brillante, pero en mate, ojo. Luminoso. Eléctrico, que será por eso, porque calambre no tiene por qué dar, aunque no lo descarten, que en verano, más que el azul, la electricidad está a flor de piel, nunca mejor dicho. ¿Estás eléctrico? Vale.

Foto: Azul eléctrico

10/07/2010 09:35 achopijo #. sin tema Hay 2 comentarios.

Somos fútbol

Los diez partidos a la vez en el recreo, las pelotas de bolsas y papeles, cinta aislante y fixo, aquel tango de la comunión, los balones encanados, los perdidos, los robados… Aquellas pachangas antes de clase en el colegio, amaneciendo. Las que jugábamos de noche, casi sin luz, los viernes de verano y aquella portería pintada en la pared. Los juegos escolares, y la primera camiseta con el 10, las combinas, el metegol y los centres. Las banderas con palo de madera y grapas, el primer olor a puro, y los tacos en la lateral. La ilusión de la clasificación los lunes en el periódico, y el carrusel deportivo volviendo de la playa. Los miércoles, partido de la selección, y permiso para ir a dormir más tarde. Aquella música de Estudio Estadio, y José Ángel de la Casa. Las primeras botas, y los partidos en campos de tierra, cuando aquellos centrales parecían gigantes. Los playmovil y las porterías con cajas de zapatos, las chapas, los cromos, el subbuteo y los recreos de futbolín en el Instituto. Los posters, el Don Balón, El Gráfico y el Guerin Sportivo con un mes de retraso. Aquel gol por la escuadra, el campeonato de la playa, las chilenas y el baño de después.

Evasión o victoria, la leyenda de Bocchini, Enzo Francescoli, el Nápoles de Maradona, aquel regate de Onésimo, los trallazos del Macho Figueroa, el toque de Ruud Gullit, el 20 a la espalda de Paolo Rossi, el bailoteo de Roger Milla, la tijera de Manolo. Camisetas, bufandas, banderines, fotos de viajes, y tantas canciones agitando el brazo, en decenas de campos. La cinta betamax con el 12-1 a Malta, y la maldición de los Cuartos, Stoijkovic, Tasotti, Scifo, Gandhour... La primera lectura de Fever Pitch, y la pasión hecha ser. Un millón de abrazos, y lágrimas, cuando la ilusión por ser futbolista se convierte en amor por el fútbol, en las gradas, donde vibra el corazón y sólo vale la incondicionalidad.

Ha llegado el sueño de todos, el de aquellos partidos que radiábamos en nuestro corazón, y el de tantos gritos frente al televisor. Jugamos la final para devolverle a España más de un siglo de fútbol. A una final de la Copa del Mundo llega un país entero, no cuando juega al fútbol; cuando lo es. Un equipo campeón nunca es casualidad. Somos fútbol, y por eso estamos ahí. Por los recuerdos y las ilusiones que llevaron a nuestros jugadores a creer. Cuando Iker levante la Copa, el fútbol nos habrá hecho reyes a todos los que alguna vez, la hemos levantado soñando. Somos fútbol, y hoy el fútbol será España. Vale.

11/07/2010 09:56 achopijo #. sin tema Hay 12 comentarios.

La Estrella

20100713090250-11-07-2010-20-37-12-1940735941.jpg

Nuestra Estrella es única. Es la primera, y por eso tenemos que darle un sentido especial. La Estrella de la Selección es el equipo. No hay un jugador que lidere una generación, porque ese no es el fútbol de España. La Estrella sobre el escudo es la mejor identidad. Campeones, por equipo, compañerismo, humildad, toque y estilo propio. Clase y elegancia. Brillan quienes son así, y por eso el fútbol antiguo no ha reconocido a ningún jugador de este equipazo, y por eso se devalúa el balón de oro. España ha cambiado el fútbol. Que no se lo den a un español, porque lo merece lo mismo Villa que Iniesta, que Xavi, que Casillas... y todos los demás. El balón de oro es la Copa del Mundo, y la estrella sobre el escudo: España. El fútbol es cosa de 11, y de 23. Lo ha demostrado la selección. Campeones. Aquí tenemos la copa, y no hemos sido pichichi, ni mejor jugador. Ese es el legado para la historia de los mundiales. No ha habido otro campeón igual.

Ni pendientes, ni tatuajes, ni anuncios galácticos, ni revistas, ni modas… Un tipo sencillo y natural. El 6 de España era el elegido para cerrar el círculo, demostrando que el destino se escribe con fundamento cuando la historia vive un día grande. Andrés espera inteligente, mantiene la calma cuando intuye que Cesc seguirá el manual del equipo, y le pone el balón al hueco. Bote, calma, y zapatazo de empeine, perfecto. El Gol de Iniesta. El Gol de la España campeona, que ha demostrado que haciendo fútbol también se puede tocar el cielo, y lo hizo con doble metáfora, porque Holanda se olvidó del fútbol para intentar serlo, paradójicamente. Pero el fútbol fue España. Quienes más han creído en el fútbol en la historia, se rindieron y saltaron al césped a hacer algo que no era fútbol, y que ha funcionado para otros demasiado tiempo. España les demostró que se puede.

Iniesta se acordó de su amigo. En la final de un mundial y pasado un año, el chico de barrio que juega mejor que nadie en este equipo, sin saberlo, volvió a demostrar al mundo que no hay nada más seguro que la naturalidad y la humildad para ganar. Del sobresaliente, a la matrícula de honor, sólo por una cuestión de forma de ser. Iniesta pondrá su nombre a la épica, pero la estrella es esta España humilde y confiada. El mimetismo del grupo es también esa Estrella que todos van a lucir en sus camisetas, y el único culpable de esa unidad, con demostraciones históricas de clase y fútbol, ha sido Don Vicente del Bosque, el mejor entrenador de la historia del fútbol en España. Tenemos Estrella y la merecemos. Vale.

Foto: Campeones del mundo

13/07/2010 09:02 achopijo #. sin tema Hay 15 comentarios.

Canal Plus Liga

20100714082037-fin-semana-comienza-liga-canal-plus-liga.jpg

De largo, con mucho, lo peor del mundial, para mí exclusivamente, ha sido Canal Plus Liga. Acho, que soy gafe para las cosicas de la vida, ya pueden ustedes reírse de Murphy, ya lo sabía, pero cuando la mala suerte sencilla, esa que escuece porque no es una mala suerte vital, con la que cae en el mundo, se ceba en algo tan grandioso como un Mundial de fútbol, la cosa tiene su miga. Me he pasado el mundial de las vuvuzelas enganchado al teléfono de antención al cliente del Plus Liga del pijo. Con cara de vinagre y alcaparras pasaicas, porque las máquinas no me daban de alta para que en mi santa casa se pudiera ver el mundial sin delinquir en Internet, que yo quería, sobre todo, calma por 15 pavos al mes. Claro que sí, y Maldini, que me cae bastante, bastante bien. Pero no, el Achopijo de Murcia está vetado en una lista negra de prisaplusfútbol, y no hay motivos. Las veintinueve payas que me han cogido el 902, de la primera a la última, no han sabido explicarme. No se preocupe, en 48 horas podrá ver el Mundial, decían. He llorado.

Ahí pasaban las semanas, con mi aparatico puesto, el botón verde encendido, y el mensaje impertérrito: La tarjeta de su descodificador ha sido eliminada temporalmente. Nanai. De mis anhelos por llegar al Sudáfrica-México, a los de al menos presenciar alguno de los partidos aquellos que eran a las cuatro de la tarde, y cuando ya pasaron, la rendición absoluta, que dejé de llamar y todo. No perdí la amabilidad hasta ayer mismico, acho, que directamente mandaron a un técnico a desinstalarme el aparato, sin darme explicaciones. La última llamada, y la payica me vuelve a decir que me llamarán, que no hay motivo aparente, pero que el aparato no es mío, y que el técnico se lo lleva. Si esto fuera América hubiera llamado a mi abogado, y habríamos empezado una cruzada de años contra el gigante, pero esto es Murcia, acho, y lo único que he podido hacer es cagarme en el Canalplusliga mediante una carta de queja, con todo el estilo que he sido capaz de reunir.

Bueno, y como tengo una salida al mundo gracias a La Opinión, también reparto cabreo, que es bueno que se sepan estas cosicas, por si hay por ahí otro que se ha pasado el Mundial escuchando el silbidico de música de espera y compartimos penas. Les importará tres pijos y medio, pero aquí han tenido a un murcianico enamorado del fútbol esperando todo el santo mundial, al que han rechazado sin dar explicaciones. Me vuelvo a Gol TV, y a confiar en Axel Torres. Lo peor de mi Mundial de España: Canal Plus Liga. Vale.

Foto: ¿Por qué yo?

14/07/2010 08:20 achopijo #. sin tema Hay 7 comentarios.

Pedro León

20100715135324-pedroleon-dest.jpg

Pedro León, Pedro Léon, Pedro, Pedro, Pedro León… La mítica canción que la Fossa dei Leoni dedicaba en los calentamientos a José Mari se clava con Pedrito León, y así la entonábamos, lenta y con fuerza, en la curva sur de la vieja Condomina, para que el muleño, orgullo entonces de nuestro club y del fútbol murciano, saludara antes de jugar su partido. Sobrado de técnica, fino, rápido, con desborde innato, buen golpeo, incluso desmarque a pie cambiado como una de sus principales armas ofensivas, muy al estilo de Robben, pero con más elegancia, León es uno de esos jugadores con impronta. Aunque siempre le faltó algo de cabeza, y le sobró soberbia, también con el balón en los pies. Eran argumentos de sobra para ser un grande, a pesar de las prisas por llegar y tocar el cielo. Desde su primer partido se intuía ese recelo en su lucha por ser el mejor. El mejor de verdad, y con más partidos, más lucha contra sí mismo. A veces perjudicó al equipo, y no supo aprender de algunos errores.

Pero su fútbol se hacía gigante. De domingo a domingo, dejaba un centro medido, con ese efecto que hace un gol de una asistencia, le vaya a quien le vaya, o un tiro a media distancia al larguero, en folha seca definidísima, o dos regates con control orientado tras bajar el balón que sobresalían en el fútbol de Segunda habitual. Se sabía superior, y su confianza crecía a la vez que sus ganas, y su fútbol. Enseguida vimos que aquella soberbia no iba a frenar su carrera, como ha frenado la de tantos otros. Incluso quienes le admiramos por su fútbol, pensamos en su día, que bien conducida, podría llevarle muy alto. Es algo para lo que aún tendremos que esperar.

La competitividad le viene de familia. Su hermano Luis León dijo ayer mismo que las órdenes de su director de equipo en el Tour le habían privado de la victoria. Orgullo de los leones, de Mula. El mismo tiene Pedrito, en cada regate, en cada volea, en cada disparo, en cada centro medido, y en cada equipo en el que ha jugado, y ha querido ser el mejor. Luego está la muerte de su hermano mayor que marcó, aún más, ese espíritu de victoria, por encima de cualquier otra cosa. El gesto al cielo, es por él, y por ese espíritu de los leones, que desde la falta de León, el primero de la saga, se identifica con su ausencia.

El gran jugador aún no ha llegado, pero está cerca. Todo depende de él mismo, aunque si hay alguien que va a saber conducir esa soberbia deportiva sin límites es José Mourinho, cuando descubra lo que es ser un León en su nuevo fichaje, a parte de los centros y goles que ya habrá disfrutado en vídeos. Su fútbol le ha llevado a él, pero serán otras cualidades las que, estoy seguro, explotará Mourinho. Por eso creo que acierta el Real Madrid, doblemente, y es ahora cuando mejor le viene a Pedro León, y ahora cuando no debe arrugarse, y a la vez, aprender lo que le ha faltado estos años. El murcianismo le siente traidor, porque su fútbol y sus ganas estaban muy por encima de nuestro sentimiento, y nosotros seguimos siendo románticos incondicionales. Pero no olvidaremos el orgullo de aquella canción de calentamiento hacia un jugador especial que nació aquí, y vistió nuestro escudo. Suerte, León. Vale.

Foto: Pedro León, murcianista...

15/07/2010 13:52 achopijo #. sin tema Hay 9 comentarios.

Tomates

20100716082346-tomates-20600.jpg

El otro día me comí un tomate. Hacía… acho, no sé el tiempo. Pero cuando le hinqué el diente, y mi cerebro reconoció su sabor, noté que se activaron neuronas que llevaban mucho tiempo sin hacer clic en la idea: Tomate. Tomate de verdad. Era un tomate feo, con arrugas, rojo fuerte y con la crestica verde clara. Se rompía, y era deforme. No llamaba como lo hacen esos de los hipermercados, perfectos, brillantes, con la cresta verde fuerte, que parecen de juguete. Era del huerto del Risca, de allí del Campo de la Romaneta. El Risca a veces nos trae tomates, pimientos y alficoces, y otras veces aceitunas en vinagre, cuquillas y alcaparras, que las cultiva él a sus ochenta largos, con mimo y el secreto del campo. El Risca es el Rey de las brasas, que con una mano de sarmientos cuece una lumbre única en el mundo, y así le salen los arroces a la leña.

Pero nada que ver con lo del tomate. El tomate del Risca era un tomate, como los de siempre, aquellos que ya hemos olvidado, y ya ni nos damos cuenta. Un sabor fuerte, vivo, fresco, a tomate puro concentrado. Como si hubieran cogido mil tomates del súper y los hubieran metido en uno solo. Sin sal, ni aceite, aquel tomate sabía a delicia natural. Una vez abierto, descorazonado, las pepitas se resbalaron en un jugo uniforme, y el rojo era aún más vivo. Antes de terminarlo, tosté pan, y restregué esa maravilla con un diente de ajo. Ni una gamba roja de Garrucha va a poder superar el sabor del tomate del Risca este verano. No puedo quitármelo de la cabeza, cada noche, cuando acompaño mi cena con los frutos que parecen tomates que compramos en los hipermercados. Duros. Insípidos. Aguados. Eso no son tomates.

¿Qué le han hecho a los tomates? ¿Cuándo dejaron de ser tomates? ¿Por qué hemos dejado que nos roben los tomates? Busco tomates deformes, con arrugas y colores apagados, que parezca que van a explotar, comparo texturas, busco esa rugosidad suave, ni blanda, ni dura, que se intuya tierra reciente… pero no los encuentro. Sólo hay tomates de pasarela y dibujo animado, brillantes, casi naranjas, idénticos en tamaño y dureza, en bandejas de corcho, redes de plástico, o amontonados como si fueran copiapegas del photoshop. El Risca me abrió los ojos, y ahora, no puedo cerrarlos. - ¿Tienen tomates de verdad? Le pregunté a la dependienta. Me miró como si llevara una camisa de fuerzas. No contestó. No se puede ir contra el mundo, ni siquiera con los tomates. Vale.

Foto: Parecidos a los del Risca...

16/07/2010 08:23 achopijo #. sin tema Hay 15 comentarios.

De Cañas

20100717082218-camacho3b.jpg

Ya ha salido la encuesta. La de todos los veranos. La de los cerveceros de España, acho. Es el pistoletazo de salida al verano desde hace ya muchos años, cuando en la redacción la esperábamos haciendo porra. El murciano con el que los murcianos se irían de cañas. Ahí es nada, hermano. Soy muy fan de esta encuesta, acho, que me pondría de los nervios si me llaman un día para participar, algo que aún no ha ocurrido nunca, y seguro que me quedaría en blanco. No creo que haya un método mejor de saber quién está en la cresta de la ola que la persona que elija la pesca para irse de cañas, al menos aquí en Murcia, que lo de ir de cañas es una de las cosas más serias que hacemos. Bonita encuesta, y siempre con resultados que llaman la atención. Hay quien piensa que los cerveceros hacen tongazo, pero algo habrá de verdad, como en todo.

Siempre suele haber un político. De hecho, los políticos siempre están en cabeza, algo que sorprende. No sé si tendrá que ver con la erótica del poder, o existe algo que podríamos llamar la erótica de la farra, que la pesca tiene ganas de ver a los políticos perdiendo los papeles, porque mira que hay poco erotismo en irse de cañas a medir los pasos de la borrachera española. Valcárcel ha quedado este año segundo, échale limón al bolito. Es para estar casi más orgulloso que del 60 por ciento, digo yo. Pero este año, no podía ser de otra manera, el murciano por el que nos aletean los párpados para irnos de cañicas es el míster, don José Antonio Camacho, y yo que me alegro. Que se lo merece el míster tanto como el Mundial. Hemos elegido bien. No sé si hubiera votado a Camacho, pero está claro que me iba ahora mismo a Las Flores con él, aunque sólo fuera a brindar por sus goles cantados, y por sus sobaqueras, acho, que eso también tiene mucho que reivindicar.

El Macho Camacho, acho. Ya fue tercero el año pasado, que ganó el Pérez Reverte. Hemos cambiado el paso, aunque yo creo que si se vinieran los dos, la cosa cuajaría, tanto que en el próximo Alatriste, igual teníamos a un Camacho de personaje tabernario, con patillas y rodales, aire bonachón, y naturalidad extrema, que son dones que el escritor seguro que valora. Así que este verano toca brindar por Camacho, nuestro campeón del Mundo del cerveceo, así que la primera sardinada, bolitos arriba, y ¡Viva Camacho! Vale.

Foto: Camacho, caro que sí, hombre...

17/07/2010 08:22 achopijo #. sin tema Hay 4 comentarios.

Prohibido

20100719084659-untitled.jpg

Ya que estamos, que se pongan serios en la playa, que para unos días que tenemos, lo suyo sería conservar al menos, el ratico de la playa, la toalla, el paseo, el baño y la cháchara. Porque acho, vale que prohíban fumar en todas partes, y se dejen de medias tintas, pero más que en bares y restaurantes, que prohíban fumar en la playa, porque con las colillas pasa un poco como con las cacas de perro, que como lo hace todo el mundo, a nadie ya le parece un crimen. ¿Serán los mismos los que no recogen la mierda de sus perros de los parterres y los que siembran de colillas la arena de la playa? Es una vergüenza. Como estamos en modo queja on, seguimos. Lo de los móviles y aparatos electrónicos, prohibición absoluta. Pero años de cárcel de por medio, hombre.

Baja uno a la playa tranquilamente, y se te pone al lado una zagalica a elegir tonico de Bisbal para su móvil de sexta generación, que parece que está allí mismo David y sus rizos, o el de enfrente se pone a hablar como si en vez de un móvil tuviera un vaso con hilo, gritando, y encima con temas de curro… Los que se ponen los auriculares a escuchar música me molestan menos, pero desvirtúan el ambiente, acho, que cualquiera sintoniza miradas con ellos o ellas. El colmo son los de los portatilicos esos minúsculos que están pegando ahora, que ya he visto yo tres o cuatro sobre la toalla, bajo la sombrilla. Acho, que igual están televisando al mundo cómo mi madre me pone crema en las lorzas, y yo con estos pelos. Que hay mucho hidepu suelto.

No queda otra. Prohibiciones, y seriedad. A ellas les queda todo bien, pero a los zamarros que se ponen huevera y suben de las tres cifras, detenidos minuto uno, que no tenemos por qué soportar ese espectáculo, digo yo. Si de mi dependiera, para alquilar, sólo patines. Todas las motos de agua prohibidas, que ya hay bastantes chulicos en el día a día, para soportar piruetas peligrosas, y Ayuntamiento que no limpie a tiempo las algas y la basura de los desconsiderados, directo al Gran Prix, a que su equipo de gobierno participe con Ramonchu una semana de competición. No hay peor castigo. Ya que estamos prohibiendo, que podamos bajar a la playa como toda la vida, hombre. Bueno, los domingos, que se haga la vista gorda, que un día a la semana todo vale, y el dominguerismo tiene su cosa . Vale.

Foto: Colillas en la arena

19/07/2010 08:46 achopijo #. sin tema Hay 6 comentarios.

Depilados

20100720083955-who-was-on-baywatch-michael-newman.jpg

Estoy por invitar a una cañica en el chiringo a todo compi que vea en la playica con sus alicas de pelo espalda sin tocar, que los hay, aunque cada vez menos. Acho, que somos cuatro los que no conocemos salones de depilación, que eso ya es cosa normal como echarse cremas o hacerse las uñas, no se vayan a creer. Pasó lo del metrosexual, con más pena que gloria, y se quedó para los cristianoronaldos de la vida, pero suena el río, porque lleva agüica. Sólo hay que echar un vistazo a la orilla, que los que copamos el 50 por ciento de sobrepeso se ve que no paseamos en hora punta. Por no hablar cuando nos ponen Ibiza en la tele, que no sale un gordo con pelo así los ametrallen. Pero lo que choca más es que hasta el de la camisa va depilado, que no me creo yo que los figurines sean pieles lisas porque sí, todos y cada uno de ellos.

Así que pregunto a las damas, y me lo cuentan. - Que no te enteras, achopijo, que los salones de depilación para payos están a reventar. Me han vuelto a pillar, y eso que yo creo que Ibiza está cayendo a plomo, y que deje de vender es cosa de dos telediarios, que se ha rutabakalizado todo lo ibicenco, y es una pena, oyes, pero ya era hora. Lo de los pieles lisas de tableta y moreno macarrón tiene más truco que la veneno. Ya decía yo, que parecían madelmans. Ahora, eso sí, al próximo que vea lo miraré con otros ojos, que hacerse la cera en la alas de ángel de pelo espalda debe ser de todo menos bonico, acho. Sólo de pensarlo me duelen las ingles.

Por no hablar del pelo pecho puro, sobre todo si el payo es calvo. Sí, sí… calvo. Que esa es otra ley natural a tener en cuenta y digna de estudio, acho. A más calvicie y menor estatura, más pelamen pechístico, y que lo rebata Darwing. Para esos está el láser, que es una pasta, pero ya se sabe con las modas, y el paseo por la orilla es el paseo por la orilla. La mejor vara de medir las cosas de la playa es siempre Baywatch, la gran serie. En ella todos los guapos actores no lucían ni un pelo, excepto el mítico Neuman, que era el único de todos que era vigilante de verdad, y llevaba lo que se dice un buen jerseypelo. Como no es conocida la implantación de pelo en pieles lisas… moraleja, lo auténtico, es el pelo en pecho. ¿Te depilas? Vale.

Foto: El mítico 'moustach' Neuman de los Vigilantes

20/07/2010 08:39 achopijo #. sin tema Hay 6 comentarios.

El Muerto

20100720234057-muertomar.jpg

La caricia del mar recorre un perímetro completo sobre el cuerpo. El sonido de las olas, a lo lejos, va apaciguando la sensación de ingravidez, a la vez que el sol disuelve las gotas de agua salada. La sal brilla entonces, y la piel se eriza sobre el agua. El mimo del mar que te rodea se mezcla con el suave beso del sol, mientras la corriente recorre la espalda. Se terminan de relajar los músculos de los dedos, y de los pies. Las piernas dejan de existir, y sólo se percibe cómo el agua cubre el oído por instantes, olvidando paulatinamente el alboroto de la lejana orilla. No es sueño, ni cansancio, los sentidos se despiertan mientras el cuerpo descansa, con los ojos cerrados, mientras centellea la luz del verano sobre los párpados. El mar y el sol alargan ese instante previo al sueño, cuando flotas en tus pensamientos más profundos, abandonado al milagro de flotar, más vivo que nunca, haciendo el muerto.

La calma mental, los pensamientos puros, son el eje sobre el que se suspende el cuerpo; o la nada, pura, blanca oscura bajo los párpados. Las palmas de la mano miden el éxtasis, en una balanza perfecta que sintoniza cuerpo y alma, sol y mar, luz y oscuridad. La sonrisa llega al minuto, justo antes de perder la noción del tiempo, y el sentido de la vida no deja que el sueño aparezca. Es estar, sin estar, ser sin ser, flotar sin querer, pensar sin esfuerzo, dejarse llevar por el universo, perderse en una madeja de caricias y roces, a merced de uno mismo. Hacer el muerto es vivir instantes exquisitos, a primera hora de la mañana, en el baño del mediodía, con el sol en lo más alto, o esperar la caricia del horizonte, para despedir el día, sintiendo cómo se apaga ese idilio eterno entre la luna y el sol.

Es lo mejor de cada día, pero al poco, lo hemos olvidado. Fuimos allí, donde ya no rompen las olas, después de bucear hacia el mar, en dirección a uno mismo, y nos dejamos absorber dejando que el agua nos domine y el cielo nos acune. Dos, tres, cuatro minutos, nunca se sabe, pero todos hemos sentido ese placer cotidiano, que al poco desaparece de nuestra memoria. Por encima de los recuerdos, como la muerte misma, y por eso dirán que es hacer el muerto, más que por la pose. Curioso, porque haciendo el muerto es como más vivo me siento. ¿Haces el muerto? Vale.

Foto: Un muerto doble tampoco está mal...

20/07/2010 23:40 achopijo #. sin tema Hay 10 comentarios.

Twitt!

20100723084253-twitt.jpg

Ya twitteo. Sí, acho, he empezado en el Twitter. Con un par de años de retraso, pero hay que seguirle la estela al tema, o nos quedamos con cara de ciervo. Era uno de los objetivos iniciales de mi plan renove tecnológico, que terminará en el Ipad, irremediablemente. Mola. Aún soy bisoñico en el asunto, que hay mucho por descubrir, pero ya meto mi ñoñería murciana en vena a base de twitts, para desgracia del mundo, que hay que ir abriendo vías al no-typical. Es como disparar sentencias sobre lo que se te pase por la cabeza, así que para un ansias como yo, es buena cosa. Tiene todo para que los murcianos triunfen, porque acho, da juego el rollo ironía, y la rapidez mental, esa que se ejercita bolito en mano y Estrella en gaznate, aunque para twittear desde las Flores aún no estoy preparado, ni técnica, ni mentalmente. Paso a paso, que todo llegará.

El rollo es que tú sigues a peña por ahí, famosos y no famosos, amigotes y cosas que te molen, leyendo sus pensamientos rápidos apalabrados, y otros, que no tienen por qué ser los mismos, te siguen a ti, y tus tontunas, y así, pues twitteas lo que te sale, y te responden… o no. Mi último twitt murcianístico: ‘Acho, aún llevo las sábanas pegás a lomo. Menudo siestazo me tirao’ . Es menos elaborado que el Face y ese es su fuerte, que te pilla más fresco de reflejos. Igual es porque aún no tengo a mucha pesca, pero uno se siente más libre twitteando que poniendo frases hechas en el Face, que hay que andar con mil ojos.

Ha habido una época muy World Cup, ya saben. Así que he empezado siguiendo a la gente del fútbol, que siempre comentan cosicas interesantes de los partidos. Mola, por ejemplo, leer a Mata y sus cosas desde la concentración de la Selección. También tengo a los medios. Titulares cada plis para saber qué pasa en el mundo en plan tiqui taka de la comunicación. Un ejercicio que debía ser imprescindible en las facultades: pasarse un día twitteando noticias, porque ojo, que puedes escribir 140 caracteres, y cuando te acercas, se ponen rojos, como si fuera el fin del mundo, y entonces tienes que ir cortando. No te enrolles. Según dice el maestro Google, lo del 140 es herencia del sms, que el Twitter se pensó para móviles. De momento no tengo a nadie que escriba en plan adolescente, con las k y eso, así que se agradece el esfuerzo de la peña por contar sus cosas en plan a-b-c. No se quede morguen, hombre, que Murcia suene en la red. ¿Nos vemos en Twitter? Vale.

Foto: T de Twitter

23/07/2010 08:39 achopijo #. sin tema Hay 2 comentarios.

Periodistas

La comunicación mueve el mundo. Comunicar es la esencia de todo. La era de la información sigue vigente, creciendo, haciendo pequeño lo más grande, con un clic. Las palabras y las imágenes construyen nuestro día a día. Todo es comunicación. Nada se escapa ya a esa máquina de globalizar y engullir realidades para convertirlas en noticias, en todas partes. La tecnología le ha dado al ser humano la comunicación global, sin cortapisas. Nunca hubo tantas historias que contar, ni tanto contador de historias. Los campos de palabras, imágenes, sonidos se duplican por días. Las cosechas son gigantescas, pero los grandes medios han sabido adaptarse, realimentándose. Ahí está su alargada sombra, en todas partes. Pueden permitirse rescatar grandes historias, porque tienen a los mejores, con tiempo y ganas, vocación y una profesionalidad que se queda para unos pocos. Periodistas del siglo XXI, un exclusivo club, de momento, espero...

El periodismo se ha quebrado en dos. La gran máquina de comunicación ha devorado la profesión por la mitad, partiendo miles de ilusiones, alejando los sueños. Se ha alargado el camino. Las redacciones van perdiendo puestos, los periodistas acumulan trabajo vacío, y se pierden cientos de historias, que se sustituyen por miles de mensajes anónimos en el mundo de la comunicación global. Las facultades siguen llenándose de anhelos, periodistas con vocación y sin ella, equivocados muchos por una nueva escena que ha perdido la esencia, que parten de un sueño imposible, y delante tienen un camino que ya no existe. No quedan horas de vigilancia, ni cafés con fuentes, ni equipos para historias largas. No existe libertad, porque no hay tiempo para todos. Sólo unos pocos llegarán, y podrán hacer el periodismo que aprendimos, el sueño que anhelamos.

Los periodistas siguen siendo unos románticos, y todo esto les ha pillado en la redacción, entre teletipos y larguísimas horas con la sensación de estar recorriendo un camino con un final más que incierto. Ahí están, con sus libretas, sus agendas, sus horarios sin horas, esperando un milagro que la crisis económica ha alejado aún más. Vaticinan el final del papel, quienes están al otro lado, aún exiguo, del nuevo periodismo. Románticos, y poco corporativistas, por eso mismo, por romanticismo. Hoy brindo por amigos, compañeros, que pasan malos momentos en esta dura profesión, esa en la que creímos cuando empezamos, y que es, de largo, la más hermosa y auténtica de todas, aunque hoy no lo parezca. Desde aquí, mi admiración por todos aquellos compañeros que desempeñan el periodismo en pequeñas redacciones, cada vez más solos, alejados de la gran máquina global. Vale.

23/07/2010 22:49 achopijo #. sin tema Hay 3 comentarios.

Día Knopfler

20100726082332-knop.jpg

Mark Knopfler está ahí, tocando ante miles de personas como si estuviera solo. No gesticula, apenas. Ensimismado en su guitarra, se funde con la música que suena en su cabeza, con pasmosa fidelidad. Suena lo que él quiere que suene, y como él quiere. Casi parece que ni toca la guitarra, que la música sale de él mismo. Da la sensación de que cada acorde suena adelantado al siguiente, trazando las melodías que le hicieron grande, que llegan como si estuviera improvisando. Es pasión pura, pero Mark ni se inmuta, y eso le engrandece en el escenario. El climax llegó con Romeo and Juliet, cuando la plaza se plagó de móviles encendidos (ya no se ven mecheros) grabando esa maravilla musical. Hito sin igual para Murcia, cuando Mark nos dijo que se lo estaba pasando guapamente allí, tocando sus seis guitarras, camisa blanca y vaqueros, que con la cinta de su guitarra roja a veces parecía ir vestido de huertano, aunque puede que fuera mi ñoñería murcianística…

Amigos. Buenos amigos, y Murcia vacía para echar un día de cañas y charleta en nuestro hornico particular, olvidando playa antes del atracón de agosto, sudando con gusto, que calor con tan buenos ratos, no duele. Los conciertos así tienen ese plus, amigos que vuelven, planes alrededor, lugares olvidados que resurgen, y planes raros de verano. La música fue el broche final para un día inolvidable, con la mejor banda sonora posible. Salimos de la plaza cansados de felicidad, entre abrazos y el regusto a caviar en los oídos. Conciertazo histórico en La Condomina, para un sábado de julio que mereció la pena pasar en Murcia.

Ayer dediqué un rato a bajar las fotos del día, del tapeo, del concierto, de nuestras tonterías. Antes de escribir, he montado la jornada en imágenes, las sonrisas, los abrazos, los brindis, Pilar... acompañando todo con la guitarra de Knopfler, y el resultado irá en forma de cedé como un regalo de Santiago, por mi santo, a quienes disfrutamos del día. Cosicas que pueden hacerse hoy, y que se agradecen. Detalles, gracias a Mark, por supuesto, un periodista escocés que decidió convertirse en una guitarra en vez de escribir noticias, y gracias a ello nos regaló a los amiguetes un día inolvidable. Vale.

Foto: Simplemente Knopfler

26/07/2010 08:23 achopijo #. sin tema Hay 6 comentarios.

La Minipimer

20100727091747-minipimer.jpg

Cada poco nos enteramos de los años que van cumpliendo las cosicas que nos acompañan día a día, y que parecen ya imprescindibles, o que han existido siempre. Lo último ha sido la Minipimer, que celebra 50 años, y qué pocos parecen. Invento español, no se vayan a creer, que si nos dieran una estrella por inventos de estos, llevaríamos unas cuantas, acho. Qué harían antes sin Minipimer, piensa uno. Dejarse el brazo. Así hacemos ahora gazpacho, casi sin darnos cuenta… y nos lo llevamos a la playa, gracias a otro inventazo mítico: El Tupperweare. Mucho ojo, que aquí tenemos pregunta de trivial ¿qué se inventó antes, el Tupper o la Minipimer? Es que acho, cuando sale la noticia aniversario de alguna cosica de estas trato de situarla comparando fechas de invención. Pues agarradicos, que el Tupper es una década anterior a la Minipimer.

Será por el bareto de Malasaña, pero a mi lo del Tupperweare me sonaba a setentas, así que hubiera fallado la pregunta. Lo que hizo el Tupper, invento americano, fue sustituir a las tarteras, que aquí antes de los cincuenta también nos íbamos a la playa con el frito de magra, conejo o pollo con tomate, la tortilla de patatas, y las ensaladas de atún y cebolletas, que parece que lo han inventado ahora los de la tele y el rollo callejeros. Pan del día, y camino al amanecer para aprovechar el solecico, que el dominguerismo es digno de una tesis doctoral, además de ser necesaria una campaña de imagen, que no todo es cani en lo del tupper playero, digo yo, que más vale Tupper conocido que bocata chicloso.

De los Tuppers a mi me mola guardarlos. Es de las cosas que me dejo para el final cuando recojo el friegaplatos, que tenemos un juego de esos que te regalan en la boda, americano bueno y tal, que son como una Matriuska cuadrangular, que los Tuppers están pensados para guardarse en plan Rusia cantando el Kalinka, o el Soy Español, que lo mismo es. Son seis, y todos caben uno dentro de otro, que es una delicia, con su tapica que hace click. A la playa me he traído los dos pequeños, y nos bajamos la fruta ya partidica, asustada con un poco de zumo y dos pellizcos de azúcar. Gloria para después del baño. Luego, como son buenos y duros, podemos meterles la Minipimer, que es de esas de varias velocidades y desmontable, que la payica también se ha modernizado, y tenemos papas para los bebicos. Maridaje Tupper y Minipimer para felicitar sus 50 años. Larga vida a la Minipimer, y a los Tuppers, claro. Vale.

Foto: Classic

27/07/2010 09:17 achopijo #. sin tema Hay 4 comentarios.

Cartas y Libros

20100728093147-02.jpg

En la playa guardo una estantería de libros olvidados. Son los libros de mi infancia, que han terminado todos juntos, haciendo largos inviernos en mi antigua habitación de veraneos. Desde los míticos Cuadernos Rubio, y los de vacaciones Santillana, pasando por tebeos heredados de mi padre, del Capitán Trueno y El Guerrero del Antifaz, aquellos de Elige tu propia aventura, colecciones completas de Tintín, Astérix, Lucky Luke, varios de fútbol, de historia de los mundiales, cómics y hasta otros que no leí, casi ni abrí nunca, sobre geografía para niños, el estudio de los minerales, el antiguo Egipto, los inventos y cosas así. En la siesta, me dedico a ir pasando estantes y recordando momentos, a través de aquellos libros. Es curioso, como con muchos, recuerdo el momento en el que estaba, qué cosas me preocupaban, me acuerdo de personas, profesores, amigos, vecinos… y casi no sabría decir de qué va el libro.

Suelo coger alguno suelto, buscando más recuerdos. De chaval, me gustaba colar notas, hojas, flores, dibujos en los libros… Incluso me escribía cartas para el futuro. Cuando hay premio, es un lujazo, y entonces sí que brotan recuerdos gigantescos, del momento en el que escribí o dibujé aquello. Cartas de amor, notas en clase, clasificaciones de fútbol, campeonatos de chapas y botones, listados de matrículas y ciudades, dibujos de gradas de estadios… No termino los estantes, porque me puede el sueño, sobre todo si los zagalicos duermen, que hay que aprovechar bien los momentos. Pero es otro de esos ratos del verano que disfruto en plan nostalgia.

Ayer encontré una carta, con mi mano dibujada sobre ella. Era una carta que nunca envié, a una chica que conocí en un campamento, en aquellos veranos de lágrimas y amigos efímeros, con los que luego seguías hablando sólo por carta un tiempo, hasta que cambiaba la vida. Aquella mano me resultó familiar, porque luego lo hacía a menudo, cuando escribía cartas echando de menos. Creo que aquella fue la primera mano en una carta, el día 17 de agosto de 1990, con 13 años. Era la mano de un niño, que se despedía convencido del ascenso del Real Murcia a Primera. Algunas cosas han cambiado, mi mano es casi el doble de la que he encontrado en la carta, pero otras siguen igual que entonces. ¿Guardas libros y cartas de tus primeros veranos? Vale.

Foto: La carta la tenía el Capitán Trueno

28/07/2010 09:31 achopijo #. sin tema Hay 1 comentario.

La Despedida

20100729092141-zaino.jpg

La bruma cae sobre la dehesa, cubriendo las raíces de las encinas. El blanco se mezcla con el verde mojado en el silencio de tórtolas y mirlos, cuando el manto de estrellas se va apagando ante el nacimiento de un nuevo día en el campo. Se escucha el desvencijar de ventanas y puertas del caserón cuando reciben los primeros rayos del sol. El mayoral, que nació allí, como su padre, no ha podido dormir. Tres horas en la cama, aguantando las lágrimas. En plena noche, se vistió las botas, y bajó con entereza y orgullo a los corrales, para verle dormir, quien sabe si por última vez. No quiso acercarse mucho, por no turbar su descanso, aquella durísima noche. Poeta, un toro bravo de lidia de 550 kilos, cornialto y calgueño, zaíno, negro azabache con un hilo de piel fina y brillante, descansa en su esquina preferida, maduro tras cuatro años de cuidados en la finca, pero no duerme.

Muchos días de paseos y carreras, largos ratos de observación y meditación, charlas, caricias, anécdotas... El mayoral recuerda momentos, como sacados de una película. Es un hijo para él. Aquella mirada de eral, en la que vio a un futuro toro bravo de los que no nacen ya, le dejó prendado. Nunca lo decía a nadie de palabra, porque en la dehesa no hay preferidos, pero todos los sabían. Al mayoral le gustaba acercarse a él, y hablarle muy cerca, despacio. Con el tiempo el toro respondía con movimientos y acompasaba su respiración, mirando a su amigo, entendiéndole. Lorca, Machado, Miguel Hernández, Alberti… El mayoral preguntaba cada tarde por un verso, y el toro elegía, hasta calmarse en reposo. Dicen en la finca que Poeta llama al mayoral, cuando la luz empieza a amarillear, con un gesto sutil, para escuchar los versos y hacerlos suyos, al final de todos los días.

Aquella tarde el mayoral no recitó, y se sintió culpable. No pudo. Poeta le llamó hasta tres veces. No quiso entrar en el corral, algo que no había pasado nunca. Sólo cuando Poeta vio la expresión contenida en el rostro de quien le recitaba los poemas de su vida, entendió que había llegado el momento. Pasaron las horas, sin dormir, y el mayoral se acercó con ternura. Antes de acariciar aquel pelaje único, que en la noche parece la noche, y en el día, el brillo del sol, Poeta abrió sus ojos, y ladeó su cabeza. Aquella mañana, no hubo palabras. Una lágrima recorrió la mejilla arrugada del mayoral, y Poeta se postró orgulloso. Cuentan que cuando el camión devolvió a Poeta a la finca a los pocos días, indultado tras una faena histórica, una lágrima negra recorrió su pelaje. Desde aquel día, en la finca dicen que quien entienda esas lágrimas, entiende el toreo, y podrá hablar con los toros para siempre. Vale.

Foto: Zaino, negro azabache, cornialto y calgueño...

29/07/2010 09:21 achopijo #. sin tema Hay 18 comentarios.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris