Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2015.

Baikal

20150608101133-thumb-lake-baikal-ice.jpg

El lago Baikal es conocido como El ojo azul de Siberia, o Mar Sagrado. El tren transiberiano recorre sus costas, desde la ciudad de Irkutsk. Es el lago más profundo del mundo, y sus aguas, las más transparentes. Pero no dicho así como si tal cosa, no. Son las aguas con menor índice de turbidez del planeta, y cuando se congelan, son como aquel lugar donde estaba escondida la nave de Superman. Allí está en un solo lago el 20 por ciento del agua dulce de todo el globo, nada menos. Con más de 1.500 especies es el lago con mayor biodiversidad. Es, sin duda, otro Funafuti del mundo dónde algún día perderse y probar el omul ahumado con una cervecica siberiana, que con los calores de estos días, no me digan más... pero para mí, Baikal, además de todo esto, siempre significará esperanza.

Gracias a mi trabajo he podido estar cerca de muchas productoras y equipos de programas de televisión de muy diferentes cadenas, de varios países del mundo, tan variopintos como Kazajstán, Italia, China o Inglaterra y muchos de por aquí, claro, y ayudarles. Esto es, no estorbar demasiado y acompañarles en sus grabaciones por esta maravillosa tierra nuestra murciana. Sin duda, entre todos, los que más me llamaron la atención fue un equipo de la BBC que realizó un trabajo sobre nuestra Sanidad y grabaron varios reportajes cortos en nuestros hospitales. No sólo porque desplazaron gente como para jugar un partido de fútbol, ni por los equipos de cámaras, aparatos de sonido, iluminación, maletas… también por el material de guión y preparación… de cada plano, ojo. Trabajaron todo plano a plano, segundo a segundo. Si en la toma un gesto minúsculo, o una luz variaba lo más mínimo, repetían. Repetían, y volvían a repetir.

Años después la vida me puso cerca del trabajo de Baikal Visual, cómo no, porque los vi hacer en redes sociales; y quedé prendado enseguida de su estilo reconocible. Planos limpios, transparentes, como las aguas del ojo azul de Siberia. Se veía un trabajo fino, que recordaba a aquellos planos grabados hasta la extenuación del equipo británico, pero con el arte que otorga haber nacido en aguas cálidas mediterráneas. Les escribí y me dejaron ponerme junto a ellos detrás de sus cámaras como algo parecido a un ayudante, esto es, alguien que intenta no estorbar, y entonces he vuelto a ver aquel esmero por la imagen y el cuidado de los detalles. Una productora de vídeo moderna y resuelta, murciana, con un toque granadino, que trabaja. Esto también es Baikal, porque el sector audiovisual murciano empieza a moverse, y eso es uno de los síntomas de que Baikal no sólo puede ser claridad, transparencia y esperanza, también puede ser recuperación. Pueden conocerles cuando quieran en Baikal y apunten a la lista el transiberiano, por si acaso. Vale.

Foto: El lago Baikal congeladico... (Alexey Trofimov)

08/06/2015 10:11 achopijo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El Día 'D'

20150608101418-monjas-voto-eleciones.jpg

¿También ha levantado el sobre con su voto al trasluz antes de salir de la cortinilla a ver si se transparenta? El vecino de arriba, o el de abajo, no sabemos quién nos tocará este año en la mesa, nos dará la mano y nos preguntará qué tal. Luego en el ascensor valdrá el clásico levantamiento de cejas, o ni eso. Cosas del día en el que celebramos la fiesta de la Democracia, y los periódicos publican la foto de las monjas ejerciendo su derecho. Los que nacimos con ella, o andamos justicos, vivimos la adolescencia con aquellas campañas en la tele con dibujos del arco iris y palomas de la paz al son del libertad, libertad, deseando cumplir los 18 para sacarnos el carnet y votar, claro está. Meterse en la cortinilla siempre emociona, no me digan que no, y uno se acuerda de su primera vez, casi a la par que la comunión… y otras cosas.

 

Tiene hasta un punto sketch de esos programas de risas enlatadas y música rápida. Y más este año, que por fin en cada cubilete del estante va a haber papeleta de distinto partido, así que igual toca hacer cola por primera vez en la historia de la Democracia española, que los domingos para salir de La Manga sigue habiendo atasco, pero en la jornada electoral somos muy japoneses. Parece que sigamos órdenes y hacemos aquello tan lírico para la canallesca de escalonar el voto, a lo que sigue, que quitando algún incidente aislado en algún colegio donde no se presentó el presidente de mesa, hace que todo transcurra con normalidad.

 

Menuda nos podemos montar los ciudadanos, popularmente, socializando las papeletas para ganar, hacer, o lo que toque para el progreso del día, y creo que ya he metido a las grandes opciones, sin meterlas, en una greguería achopijera. Están los que llegan con el sobre de casa, incluso los que hacen alarde de su voto a la vista, casi con megáfono, como diciendo que nos chupemos esa del voto secreto. Están los de la mañana a primera hora, y se van a la playa limpicos de voto, y los que apuran y se van a la playa sin votar tranquilamente. Esos que comen a las cuatro sin despeinarse, y después de la siesta apuran y se presentan ya en los colegios cuando las cortinillas del habitáculo ya se atrancan. Los mismos que vuelven los domingos de verano después de cenar. Y los que entran y dan ganas de asomarse a los veinte minutos a ver si se han teletransportado o siguen ahí, leyéndose las listas al derecho y al revés.

 

Lo bueno, que terminan días largos y complejos, lo que es la Campaña, vamos, y los programicas con gráficos y alardes tecnológicos, para verlos pizza en ristre. Aunque la verdadera campaña empieza mañana, con los resultados. También es bueno que mañana todo es ya de verdad verdadera, y sobre todo, duradera, y entonces podremos empezar a comprobar que todos los que han merecido nuestro voto van a hacerse merecedores de él. Y este año, más que nunca. Yo, amigos, no tengo duda. Todos lo harán, porque hoy es el Día D, y eso es lo más importante de todo, con mucho, y de largo, y pueden acusarme de tópico si quieren. No hay que olvidar nunca el privilegio que supone poder elegir en libertad. Más que suerte, deseo a todos muchas ganas de trabajar a partir de mañana, que ahí ganamos todos. Ah, y no se preocupen, que el sobre no se transparenta… Vale.

 

Foto: Monjas votando (ABC Córdoba)

08/06/2015 10:14 achopijo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

'Carpe Hole'

20150608101940-la-foto.jpg

“Toma las rosas mientras puedas;

veloz el tiempo vuela,

la misma flor que hoy admiras

mañana estará muerta”.

 

Walt Whitman

 

De repente, en un momento de la noche, ahí está Canco Rodríguez, subido en una mesa como un poeta muerto diciéndote cosas como si tu mejor amigo hubiera ido a rescatarte de un agujero de monotonía con seis botes de cerveza fresca cogiéndote por el hombro como en los recreos, y diciéndote que estamos aquí por lo que sea, pero estamos, y lo que toca todos los días es ser feliz porque quieres. Y tu te lo crees porque Canco es tu mejor amigo y le miras a los ojos y te zambulles en las palabras que mil veces te han rescatado de esa monotonía peligrosa que nos lleva a vivir sin ser conscientes de que cada instante es mágico, es único y es tuyo, y lo tienes para regalarlo a quien quieras. Eso de repente, un par de minutos, en los que Canco hace que quieras gritar que eres el puto Rey del mundo.

 

Pero no sabes si es que después de tres horas de show viendo a tipos y tipas hacer cosas que no se pueden hacer, cosas que podrías estar mirando muchos minutos sin pensar en nada serio, y no porque vayan más desnudos que desnudos o porque sus cuerpos sean como en las películas o como en Ibiza y lleven tatuajes y la luz y la música y los olores y colores te lleven a zonas perdidas de Asia, sino porque lo hacen todo en uno y verlo en las sombras de la cúpula del fantástico Teatro Circo de tu Murcia del alma hace que te sientas un péndulo que se mueve sobre un mundo fantástico hasta caer hipnotizado por completo, dando vueltas en un agujero de verdades eternas.

 

Digo que no, por eso. Porque luego Canco sigue ahí, con su bastón de MC, y en vez de estar en el escenario está manoseando tus recuerdos, incluso los que has guardado en tu baúl de recuerdos desechables en el descanso del espectáculo, y te dice lo que quieres escuchar, te dice que seas feliz que vivas el día, que mañana no se sabe, y es tan obvio de repente que después, cuando tienes la suerte de darle la mano y hacerte un selfie con él, le dices que le quieres y que es un tío de puta madre y él te sonríe y te da la mano y saca los cuernos cuando te coge por el hombro, como en los recreos.

 

No. No es chabacano, ni vulgar, ni siquiera es insolente. The Hole 2 es lo mismo que nos han dicho tantas otras veces, pero siempre son pocas, son muy pocas, porque lo que nos dice The Hole 2 es lo que deberían repetirnos muchas, muchísimas más veces y de tantas formas como nos sea posible escuchar y crear. Hay que reírse todos los días. Hay que perder el miedo a querer, a ser y a estar. El agujero es un soplo de vida en tres horas de desenfreno, y hay que soltarse. Además, está la China, que es la mejor, con mucho y de largo, y un montón de cosas que vuelan y se ven explotar que acompañan y se dejan acompañar. Canco, Carpe Hole! (Toma el agujero) Vale.

 

Foto: Selfie en el recreo

08/06/2015 10:19 achopijo #. sin tema Hay 1 comentario.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris